lunes, 20 de enero de 2014

Historia y Tradición... Un venezolano promotor de la independencia de Puerto Rico.




La idea emancipadora de Puerto Rico llevaba tiempo gestándose, a tal fin se organizaron grupos revolucionarios, uno de los dirigentes más importantes fue el venezolano Manuel Rojas Luzardo, quien nació en 1831 en la población de Obispos, Barinas; desde muy joven se dedicó al estudio y al trabajo agrícola, pudiendo obtener suficientes ahorros para trasladarse a VALENCIA, para realizar exitosamente actividades comerciales; a los pocos años se dirigió a Puerto Rico, donde de nuevo se dedicó al afanoso trabajo del campo, allí contrajo nupcias con la española Obdulia de los Ríos. 

Su juventud y preparación intelectual, le facilitaron ingresar en los círculos de avanzada, los cuales propiciaban la separación de España quien sometía a los pueblos hispanoamericanos en la colonización; el carisma de Rojas le permitió ser designado comandante en jefe de las fuerzas revolucionarias y con su hermano Miguel, activaron a finales de mayo de 1868 el Centro Bravo Nro. 2, cuyo comando de operaciones funcionaba en su hacienda, cercana a la población de Lares, allí presentó el proyecto de bandera diseñada por el doctor Ramón Betances (1827-1896), con amplia actividad masónica, denominado el ”Padre de la Patria Puertorriqueña”, bordada por Mariana Braceti, conocida como “Brazo de oro”. 

 El jefe del movimiento fue Betances, natural de Lares, quien se hallaba desterrado en Santo Domingo, donde aprovechó para fomentar grupos revolucionarios y obtener apoyo; el 20 de septiembre de 1868, las autoridades españolas, estaban enteradas de los pormenores del movimiento en gestación, e hicieron presos a algunos implicados; los demás líderes se reunieron de urgencia el día 21 en Mayagüez y decidieron adelantar las acciones para el día 23, mediante la ocupación de la población de San José de Lares, ubicada en la región montañosa al Oeste central de la isla, cerca de la población de Arecibo; Rojas comandó los 400 hombres con machetes y cuchillos; ocupando a media noche la población de Lares, con su consigna de: “Viva Puerto Rico libre”, “Libertad o Muerte”; durante su avance y ocupación no consiguieron resistencia española; al otro día proclamaron la República de Puerto Rico, estableciendo un gobierno provisional, presidido por el doctor Francisco Ramírez Medina con su tren ejecutivo, correspondiéndole a nuestro paisano la designación de Comandante en Jefe del Ejército Libertador de Puerto Rico, luego del Te Deum, izaron su bandera de la redención. 

El día 24 Rojas salió en campaña con 200 soldados hacia la población de San Sebastián, allí los españoles les tendieron una emboscada y tuvieron que replegarse, dejando algunos muertos. Rojas fue capturado el 5 de octubre y condenado a muerte, pero luego fue puesto en libertad debido a una amnistía general; el movimiento fracasó por la falta de logística, ya que un barco con armas procedente de Santo Domingo coordinado por Betances, fue capturado en Saint Thomas por el gobierno dominicano a petición de las autoridades españolas; otra causa fue la delación.

 El 23 de septiembre, se conmemora en toda la isla de Puerto Rico, esta importante acción emancipadora conocida como “EL GRITO DE LARES”, primer movimiento independentista de la isla, inspirado en el “Grito de Dolores”, Guanajuato realizado en México por el sacerdote Miguel Hidalgo el 15 de septiembre de 1810, al grito de “Viva México”, “Viva la Virgen de Guadalupe”; el Grito de Lares es considerado también el Día de la Proclamación de la Primera República de Puerto Rico. Esta acción, inspiró a los cubanos realizar el 12 de octubre de 1868 su famoso “grito de Yara”. 

En Lares, conocida como la Ciudad del Grito, se encuentra una Plaza, donde una placa conmemorativa recuerda la importante actividad, dirigida por Manuel Rojas Luzardo, quien salió exiliado hacia Nueva York, donde vivió cinco años. Regresó a Venezuela en 1898; murió en Boconó, el 14 de octubre de 1903. Este coterráneo dejó una ilustre descendencia en el país; personaje anónimo, con quien se cumple el axioma de que: “Nadie es profeta en su pueblo”.


Eumenes Fuguet Borregales  E.·. V.·. M.·. 2002 
de la R.·. L.·. Sol de América Nº 37 
----------------------- 
General de Brigada. 
Miembro de Número de la Academia de la Historia del Edo. Carabobo. 
Miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela. 
Miembro de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela. 
Director de la Revista Internacional Historia y Tradición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada