martes, 21 de enero de 2014

Hablando de...Khamsa o Mano de Fátima en Toledo.





...A propósito de, "La conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco"

Llamado “hamsa” o “khamsa” este amuleto de forma de mano abierta es considerada una potente protección control de malda , el malojo , la celosía y los pensamientos en todo el territorio del norte de áfrica. Y de la parte del medio oriente.


La palabra “Hamsa” o (khamsa) significa “cinco” que en la religión musulmana y hebrea tiene un valor sagrado , cinco son de hecho los sagrados libros del Torán y recuerda también la quinta letra del alfabeto hebreo, “Heh”, uno de los nombres sagrados de Dios, para los Sunniti representa cinco pilastres de la fe, mientras para los Chiitas le reconocen la autoridad de “cincuenta hombres con el turbante” figura religiosa enviadas directamente del Profeta.


La definición de la “mano de Fátima” ha sido asumida para conmemorar Fátima, la hija del Profeta Maometto casada con Ali, sobrino del padre. A ellos han sido reconocidos muchos milagros, se cuenta de hecho que cuando se entregaba a rezar el desierto , su fe era totalmente fuerte y potente de conseguir hacer llover, evocando en la arena del desierto una gran multitud de espléndidas flores.




De esta leyenda, las jóvenes mujeres árabes e islámicas conllevan la importante simbología que acompaña el pendiente dedicado a Fátima, las mujeres que lo llevaban, de hecho recibían el don de la paciencia, que les traería fortuna y riqueza.


Muchas son las culturas en las cuales los pendientes “mano de Fátima” vienen regalados como porta-fortuna, pero también para recordar que quien lo lleva , ve la fe en Dios, y la ve expresada a través de los cinco sentidos: a menudo las decoraciones ricas, se presentan sobre el pendiente y vienen con el diseño de un ojo central, para algunos el ojo de Dios, que vigila su fe, o para otros un potente talismán que aleja el mal ojo.


Se dice, además que “la Mano de Fátima” ofrece joya, paz y prosperidad, y puede ser llevada ya se con la punta de los dedos hacia abajo o con la punta hacia arriba. En realidad la “mano de Fátima” llevada con la punta hacia arriba se considera un potente talismán y significa que se está protegiendo de influir negativamente, celosa o malojo.



Sótanos islámicos de Cardenal Cisneros, 12. 



Destacamos el hallazgo de la decoración parietal figurada documentada en el arco geminado, en cuyas jambas de dispusieron dos manos de Fátima o hamsa, una de las cuales es rodeada por tres pájaros de estilizada figura (seguramente colibríes dada la esbeltez y longitud de sus picos).



Ambos motivos son típicos en el arte islámico, y presentan un significado de protección y de rechazo a las influencias malignas, en concreto contra el mal de ojo (Mano de Fátima) y quizás funerario (en el caso de los pájaros). 


Los dos son motivos decorativos de origen preislámico que debieron tener una fuerte raigambre popular y que son, en cierta medida, tolerados por la doctrina oficial islámica, aunque como en el caso de los pájaros provengan de un hadiz o tradición oral no oficial atribuida a Mahoma, en el que se les identifica como los transmisores de las almas de los buenos creyentes en su viaje al Paraíso

Fuente: 

http://www.toledo-turismo.com/es/s%C3%B3tanos-de-cardenal-cisneros_1160
http://ciudaddelastresculturastoledo.blogspot.com.es/2014/01/khamsa-o-mano-de-fatima-en-toledo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada