lunes, 8 de mayo de 2017

Hablando de... Q.´. H.´. Jean Henri Dunant, Fundador del Cruz Roja.



El 8 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Cruz Roja en homenaje al filántropo suizo fundador de la Cruz Roja, Jean Henri Dunant, nacido en Ginebra en 1828.

Dunant, a la edad de 31 años ya es banquero, negociante, Masón, filántropo, idealista y humanitario, miembro de la Resp:. Log:. Concorde de Ginebra (Suiza), emprende un viaje de Argelia al cuartel general del Emperador Napoleón III, cerca de la ciudad italiana de Solferino, el que coincide con la batalla de Solferino al norte de Italia, donde se evidenció una hostilidad violenta, entre el ejército de la alianza Franco-Sorda (Francia e Italia), contra la armada Austriaca (Prusianos), por la independencia de Italia, que sumaron en escazas 16 horas, 40,000 bajas entre muertos y heridos, éstos últimos sucumbían porque las reservas sanitarias de los ejércitos eran exiguas o nulas, dos meses después habría de aumentar similar cifra a “muertos” por enfermedad en los tres ejércitos.

Tras la vivencia aterradora, Dunant, se dio cuenta de la crueldad de la guerra y de lo insuficiente e inadecuado que era el servicio sanitario militar, era dantesco y horrible el espectáculo toda vez, que los moribundos soldados, sufrían y lloraban clamando ayuda ante las salvajes heridas, algunos abandonados a su suerte morían, ciertos se identificaban con una gran cruz roja. organizó una acción de socorro, junto a los médicos y mujeres de Castiglione (Provincia Italiana) en donde se improvisó en una iglesia un hospital de campaña y donde fueron atendidos los soldados heridos en batalla.

Esto sirvió de base para que Dunant escribiera el libro titulado Recuerdo de Solferino donde se planteó la creación de Sociedades de Socorro en todos los países, con el fin de atender a las víctimas de la guerra sin ninguna discriminación y proponiendo el establecimiento de unos tratados o códigos de respeto por la vida, aún en situaciones de confrontación.

En 1864 se celebró la Convención de Ginebra que llevó a cabo la fundación de la Cruz Roja Internacional permanente. En 1901 Dunant compartió el primer Premio Novel de la Paz con el Estadista francés Frédéric Passy, fundador de la Liga Internacional de la Paz. Entre las obras de Dunant figura la Fraternidad y Caridad Internacionales en Tiempos de Guerra, 1864.

El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja Internacional está integrado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), grupo formado por un máximo de 25 ciudadanos suizos, que tiene su sede en Ginebra (Suiza), y cuenta con más de 160 Organizaciones Nacionales de la Cruz Roja y la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (conocida hasta 1993 con el nombre de Liga de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja), también con sede en Ginebra, que coordina la actividades de las sociedades nacionales en tiempos de paz.

Celta.´.

jueves, 4 de mayo de 2017

Hablando de...Una mujer masona: La historia de Elizabeth St. Leger.

Retrato de Elizabeth St. Leger, luego Aldworth

Autores masónicos de tan alta reputación como Albert Mackay (1873/1921, 1906), Robert F. Gould (1936) y Edward Conder (1895) refieren la historia de la señorita Elizabeth St. Leger, también llamada “la mujer masón” (the Lady Freemason).

Elizabeth es una de las pocas mujeres iniciadas en la masonería durante el siglo XVIII, algunos años antes de las célebres constituciones de Anderson que inauguran la masonería moderna. De hecho, la historia de Elizabeth es considerada una de las pruebas de que en Irlanda ya funcionaban logias simbólicas antes de Anderson.

La historia de la señorita St. Leger está rodeada de misterio: circulan varias versiones, todas anecdóticas y, sin duda, ninguna cercana a la verdad. Todas tienen algunos rasgos en común: Elizabeth era una joven mujer que todavía no se había casado; por azar (según unas versiones) o por alevosía (según otras) presenció una reunión masónica desde un escondite y, al tratar de escapar, fue descubierta por los masones quienes, tras una larga discusión, resolvieron acogerla en su organización para impedir que revelara sus secretos.
Mandil de Elizabeth St. Leger

Elizabeth se casó en 1713 con Richard Aldworth y a partir de ese momento adoptó su apellido. La joven y traviesa Elizabeth, según cuentan sus descendientes, siguió perteneciendo a la masonería hasta su muerte y fue un miembro muy activo de su logia. Su nombre figura en 1744 en la lista de suscriptores del Enquiry de Dassigny, una publicación masónica de la época. Se hizo retratar con sus aperos masónicos, e incluso su mandil se conserva todavía, ahora en exhibición en el museo del centro masónico de Irlanda en la calle Tuckey, en la ciudad de Cork.

En la catedral de San Finbarre, en Irlanda, yacen sus restos. Ahí se encuentra todavía una placa que reza:


Placa en la catedral de Saint Finbarre, Irlanda (1775)

En piadosa memoria de la honorable Elizabeth Aldworth, esposa de Richard Aldworth of Newmarket Court. Co. Cork. Esq., hija de Arthur, primer visconde Doneraile. Sus restos yacen cerca de este sitio. Nacida en 1695. Fallecida en 1775. Iniciada en la Francmasonería en la logia n.o 44 en Doneraile Court, en este condado, 1712 d. C.

Los antecedentes de Elizabeth

La familia Saint Leger era una antigua casa anglo-normanda con uno de los pedigrees mejor autenticados de su época. Era una familia de nobles con una larga tradición. Su padre y sus hermanos eran masones y, según se dice, celebraban reuniones masónicas en su casa. En otras palabras, Elizabeth no era descendiente de una familia cualquiera y este hecho debería tomarse en consideración: no era una sirvienta, esclava o mujer de baja condición. Las diferentes versiones de la anécdota subrayan la soltería de Elizabeth: era libre de decidir por sí misma si su padre y sus hermanos le daban la opción, porque todavía no estaba atada a la voluntad de un esposo.
Azar, inocencia y curiosidad (la versión de Conder)


Una de las versiones más conocidas es la publicada por Edward Conder en 1895 en el octavo volumen de las memorias de la logia Quatuor Coronati de Londres (Transactions of the Quatuor Coronati Lodge of London). Lo que anoto a continuación es un resumen de ese relato.

En una ocasión, durante una época en que se estaban realizando remodelaciones en la casa, el vizconde Doneraile se reunió con sus hijos y algunos amigos. La reunión masónica se llevaba a cabo en una amplia habitación en el primer piso de la casa. Al lado había una pequeña biblioteca separada de aquella por una pared. Las puertas de ambas habitaciones daban al vestíbulo y estaban muy cerca una de la otra. Los arreglos de la casa habían requerido remover algunos paneles de la pared del salón grande, por lo tanto, en algunos puntos de la pared cuyos arreglos no habían finalizado, había ladrillos puestos en su lugar pero todavía sin pegar con mortero.

En esa tarde de invierno, Elizabeth había pasado varias horas leyendo junto a la ventana de la biblioteca y se había quedado dormida. El sonido de voces en la habitación continua la hizo despertar y sospechar que no era una reunión ordinaria la que se llevaba a cabo ahí. La luz se filtraba por algunas rendijas de la pared a medio terminar y el resto fue obra de la curiosidad: se acercó, muy cuidadosa y silenciosamente retiró uno de los ladrillos y, desde ahí, tuvo una vista privilegiada de todo lo que ocurría al otro lado.

En este punto de la historia, Conder enfatiza el hecho de que las acciones de Elizabeth fueron totalmente involuntarias: se había quedado dormida en la biblioteca, no sabía que su padre se reuniría ahí con los masones y fue movida por una curiosidad inocente, irresistlbe y cándida. No era posible calificar sus actos de crimen o acción voluntaria para tratar de apropiarse de los secretos de los masones. Este dato, sencillo como parece, es crucial en la justificación de la decisión de la logia.

Durante un buen rato, Elizabeth contempló en silencio absoluto todo cuanto ocurría, hasta que la solemnidad del evento –al parecer se estaba admitiendo un nuevo miembro– la hizo tomar conciencia de que ahora guardaba información secreta que ningún miembro de la orden masónica podía revelar. Comprendió que lo mejor era retirarse cuanto antes, en secreto; pero al salir, lamentablemente la puerta de la biblioteca estaba muy cerca de la puerta del salón en donde estaban reunidos los masones. Uno de ellos guardaba en la entrada para alejar a los intrusos y, desde luego, la vio de inmediato. Era el mayordomo de su padre quien conocía perfectamente la condición de la pared y comprendió la situación. Al verlo, Elizabeth dio un grito y se desmayó.

El fiel sirviente de la familia dudó unos instantes: ¿pedía ayuda de otros sirvientes para que llevaran a la señorita a su habitación o le alertaba de inmediato a la logia? Optó por la segunda alternativa: el padre y los hermanos de Elizabeth respondieron a su llamado, así como los demás masones. Cuando la joven se despertó y vieron el estado de la pared de la biblioteca, comprendieron lo ocurrido y comenzaron a deliberar de inmediato. La discusión se prolongó durante algunas horas.

Finalmente llegaron a un acuerdo, y aquí hay otro detalle valioso: le ofrecen a Elizabeth pertenecer a la masonería voluntariamente. Cuando ella acepta, la hacen pasar y le confían los secretos que parcialmente había visto ya.

Mackay, en su Enciclopedia de francmasonería, reproduce textualmente un relato supuestamente publicado en 1811 en Cork, con el beneplácito de la familia. Según este relato, Elizabeth no se quedó dormida en la biblioteca sino que planeó cuidadosamente su hazaña. Con unas tijeras removió con cuidado los ladrillos de la pared y, cómodamente situada, observó los trabajos de los primeros dos grados.

Cuando comprendió que la reunión estaba a punto de terminar, viendo la información que ahora poseía, decidió que era el momento de retirarse. Se puso nerviosa y casi se desmaya; pero lo peor fue que, en la oscuridad, se tropezó con algo, tal vez una silla o algún mueble decorativo. El masón que montaba guardia la escuchó y la descubrió al instante, seguido de los demás. Uno de los hermanos de Elizabeth fue el primero en reconocerla y abogar por ella.

Enfurecidos, los masones discuten durante al menos dos horas qué hacer. Finalmente toman la decisión de hablar con ella primero y ofrecerle pertenecer a la masonería. Si ella se rehusaba, los emisarios tenían la orden de regresar para seguir discutiendo qué medidas tomar. Para su suerte, Elizabeth aceptó y recibió los dos primeros grados de la masonería.

Esta versión de la historia trataría explicar, sin ningún mérito por parte de Elizabeth, por qué no solo había sido aceptada en una organización masónica, sino además por qué ostentaba al menos el segundo grado.

Mackay refiere una tercera versión publicada en 1839: Elizabeth tiene una curiosidad insaciable por conocer los misterios de la masonería y planifica cuidadosamente su acto de espionaje. Se hace amiga de la casera de una taberna en Cork en donde se reunía una logia masónica y, gracias a esta amistad, logra esconderse dentro de un reloj en el salón en donde se llevaba a cabo la reunión. La incomodidad de su escondite la hizo dar un gemido que la traicionó y reveló su presencia. Fue iniciada en ese mismo lugar y momento.

En esta versión de la historia, Elizabeth ya estaba casada (es decir, no era libre), hace todo lo posible por conocer la masonería y ser aceptada en ella y se entera de todos los secretos masónicos en el interior mismo de la logia y no en un cuarto adyacente.

Mackay advierte que aun cuando haya dos miembros de la logia de Cork que aseveran la veracidad de esta versión, esta logia fue fundada hasta 1777, varios años después del fallecimiento de Elizabeth, lo cual invalida la historia.

Los relatos que nos llegan provienen todos del siglo XIX, más de cien años después de los eventos referidos, cuando ya era ampliamente difundido y aceptado que la masonería era una actividad exclusivamente masculina. Anderson se había encargado de incluir a las mujeres en la lista de personas no “libres” (recordemos que ser libre es un requisito indispensable para ser miembro de la organización masónica) y, por lo tanto, con base en esos landmarks dictados en 1717, ninguna logia masónica regular iniciaba mujeres.

Todos los relatos sobre la pertenencia de Elizabeth St. Leger-Aldworth fueron escritos por hombres y dados a conocer en publicaciones dirigida a masones de órdenes exclusivamente masculinas. Tal vez por esta razón todos parecen tener algo implícito: la necesidad de explicar o justificar los motivos por los que estos eventos ocurrieron. No hablamos solamente de haber admitido a Elizabeth en sus filas, sino de haberle permitido quedarse ahí, recibir al menos el segundo grado y, según algunas sospechas, haber ocupado el máximo cargo en una logia masónica.

Así, en todas las versiones de la historia, los masones (todos hombres) se ven supuestamente obligados a admitir a Elizabeth en su orden y quedan elegantemente eximidos de la culpa que supondría admitir cualquier otra razón para este evento singular. Habría sido vergonzoso e inexplicable, luego de las constituciones de Anderson y de que la masonería irlandesa se uniera a la Gran Logia Unida de Inglaterra, que una logia aceptase de su libre voluntad a una mujer, aunque hubiese ocurrido en el siglo anterior y bajo otras reglas.

Puesto que fue imposible encubrir la pertenencia de Elizabeth a la masonería –y la existencia de pruebas materiales la hacía irrefutable–, ninguno de los relatos admite la posibilidad de que Elizabeth hubiese pedido ingreso por su propia voluntad, que su solicitud haya sido considerada y que, por mérito propio y como lo haría cualquier otro masón libre, se haya ganado el respeto de sus compañeros y los grados masónicos a los que su trabajo le daría derecho. Y, sin embargo, algo de esto permanece en los relatos, puesto que los autores se cuidan de explicar dos detalles: que hubo deliberaciones por parte de la logia completa para decidir si la aceptaban o no y que a la joven se le preguntó si quería o no formar parte de la organización.

En otras palabras, después de todo, fue admitida según los procedimientos y principios de una agrupación masónica regular.

Elizabeth era una mujer noble, reconocida por su caridad. Se puede especular que su lugar en la sociedad de la época era tan prominente que no pasó inadvertida, como la mayoría de sus contemporáneas, y por eso todavía hoy la recordamos. Si hubiese sido hombre, nadie habría dudado de su mérito para ser admitida en la masonería. Pero como era mujer, fue necesario hacer circular una historia anecdótica e inocente para no levantar sospechas en una sociedad preeminentemente masculina.

La historia de Elizabeth es un ejemplo de las contradicciones de una época. En el esfuerzo por encubrir la verdad sobre su admisión en la masonería –ahora irrecuperable–, se observa la posible supervivencia de una práctica antigua y la realidad de que el sexo no es un impedimento para ser un masón digno.


Celta.´.


Fuentes consultadas
Conder, E. (1895). “The Hon. Miss St. Leger and Freemasonry”. Transactions of the Quatuour Coronati Lodge of London, VIII, 16-23. Recuperado de <http://freemasonry.bcy.ca/aqc/>.
Gould, R. F. (1936). Gould’s history of freemasonry throughout the world (6 vols.). New York: Charles Scribner’s Sons. [Versión PDF].
Mackey, A. G. (1906). The History of Freemasonry (Vols. 7). New York and London: The Masonic History Company.
Mackey, A. G. (1921). An Encyclopaedia of Freemasonry and its Kindred Sciences (W. J. Hugha, Ed.). (5.a ed., 2 vols.). Chicago, New York, London: The Masonic History Company. (Obra original publicada en 1873).
Millar, A. (2005). Freemasonry: A History. San Diego, California: Thunder Bay Press.
Thames, B. L. (n.d.). “A history of women’s masonry”. Pilgrim’s Lodge Papers, 0.5. Recuperado de <http://www.phoenixmasonry.org/masonicmuseum/Cabinet_Card_Woman_in_Masonic_Regalia.htm
>.https://elportico.wordpress.com/2011/02/27/una-mujer-mason-la-historia-de-elizabeth-st-leger/

domingo, 30 de abril de 2017

REHMLAC+...Convocatoria número masonerías, colonialismos e imperialismos.



Estimadas lectoras y estimados lectores,

El Equipo de la REHMLAC+ les informa que está abierta la convocatoria para el número de diciembre 2017, el cual estará dedicado a la relación entre masonerías, colonialismos e imperialismos. La fecha límite para recibir propuestas es el 15 de octubre de 2017. Artículos, ensayos, entrevistas, fuentes primarias y reseñas de libros son bienvenidos para ser evaluados por el Consejo científico de REHMLAC+.

Los requisitos para publicar en la revista se encuentran en los siguientes enlaces: Evaluación y Normas. Solo se aceptarán aquellas enviadas por medio de la plataforma de la revista en el siguiente enlace: Envíos en línea.


Celta.´.

miércoles, 26 de abril de 2017

REHMLAC+...Colección 300 años: masonerías y masones, 1717-2017. Tomo I. Migraciones


La masonería está de cumpleaños

Este año se cumplen los 300 años de una asociación de la que se han escrito barbaridades y halagos inmerecidos: la masonería.

Múltiples eventos, coloquios y congresos se han dado cita en América y Europa sobre el fenómeno. Las diferentes organizaciones masónicas están publicando series de libros que celebran la efeméride.

Sin embargo, nos queremos hacer eco de lo que se publica desde la academia y cuya difusión resulta escasa en comparación con los esfuerzos de investigación realizados de estos últimos años en pro de separar la historia de la imaginación y la ficción.

Desde México, se publica una colección de cinco tomos que reúne a los mejores historiadores en la materia, algo más de 40 autores y 50 trabajos que ponen los puntos en las ies a la historia de la masonería.

Coordinados por las manos de quienes vienen trabajando en torno a la única revista internacional dedicada a la temática desde el año 2009, la Revista de Estudios Históricos de la Masonería Latinoamericana y Caribeñaplus (REHMLAC+) de la Universidad de Costa Rica, Ricardo Martínez Esquivel, Yván Pozuelo Andrés y Rogelio Aragón, los títulos de cada tomo llaman la atención: 

Tomo I: Migraciones

Tomo II: Silencios

Tomo III: Artes

Tomo IV: Exclusiones

Tomo V: Cosmopolitismo

Aunque producida por académicos, la lectura resulta amena por ofrecer una gran cantidad de datos novedosos, abriendo ventanas de la historia que estaban aún escondidas, excelente iniciativa para calmar la sed de conocimiento de los más curiosos.

Información sobre el Tomo I:

300 años: masonerías y masones, 1717-2017. Tomo I. Migraciones. Editado por Ricardo Martínez Esquivel, Yván Pozuelo Andrés y Rogelio Aragón. Ciudad de México: Palabra de Clío, 2017. 194 páginas. ISBN: 978-607-97546-2-4.

El Tomo I cuenta con trabajos de José Antonio Ferrer Benimeli (Universidad de Zaragoza), Eduardo Torres-Cuevas (Universidad de La Habana), Éric Saunier (Universidad de El Havre), Ricardo Martínez Esquivel (Universidad de Costa Rica), María Eugenia Vázquez Semadeni (Universidad de California Los Ángeles), Dévrig Mollès (Universidad de Estrasburgo), Felipe Santiago del Solar (Universidad París Diderot-París 7) y Guillermo de los Reyes-Heredia (Universidad de Houston).


Lo Mejor,
Equipo de la REHMLAC+ 


Correo electrónico: rehmlac@ucr.ac.cr


Universidad de Costa Rica

martes, 25 de abril de 2017

Talento masónico...Annie Besant, pionera de la Orden Masónica Mixta Internacional; El Derecho Humano.


Annie Wood Besant (Londres, 1 de octubre de 1847 - Adyar, 20 de septiembre de 1933) fue una escritora ocultista británica. Fue periodista, feminista, revolucionaria, socialista, y líder activista a favor de la independencia de Irlanda, de la unificación e independencia de Italia, y luego de la India, llegando a ocupar la presidencia del Congreso Nacional Indio. Conversa a la religión islámica.

Estudió Ciencias y Botánica en Inglaterra y se doctoró en Filosofía y Letras en la Universidad de Benarés (India).

En 1867, Annie a los 20 años, se casó con Frank Besant, un clérigo, y tuvieron dos hijos, pero las vistas cada vez más anti-religiosas de Annie llevado a una separación legal en 1873. Luego se convirtió en un orador destacado para la Sociedad Nacional Secular (NSS) y el escritor y amigo íntimo de Charles Bradlaugh.

Desde 1889 colaboró como asistente de Helena Blavatsky siendo también correctora de estilo durante la escritura de La Doctrina Secreta. En 1902 fue iniciada en la masonería mixta. Tras el cisma y la expulsión de William Judge, sucedió a Henry Olcott luego de su muerte en la presidencia de la Sociedad Teosófica desde 1903 hasta 1933.

Desde 1893 hasta el final de su vida, presidió sus famosas convenciones anuales y ciclos de conferencias que luego se convirtieron en la mayoría de los más de 330 folletos sobre ocultismo y esoterismo. Participó en la educación y crianza del pensador y avatar Jiddu Khrishnamurti.

En 1912, junto a Marie Russak y James Wedgwood fundó la Orden del Templo de la Rosa Cruz inspirada en las enseñanzas del esoterismo occidental

Ella se involucró con las acciones del sindicato, incluyendo el domingo sangriento manifestación y la huelga matchgirls de Londres de 1888 . Ella era un orador principal para la Fabian Society y el marxista Federación Socialdemócrata (SDF). Fue elegida a la Junta London School de Tower Hamlets , superando el sondeo a pesar de que pocas mujeres estaban calificados para votar en ese momento.

En 1890 se reunió Besant Helena Blavatsky y en los próximos años su interés por la teosofía creció mientras que su interés en los asuntos seculares se desvaneció. Ella se convirtió en un miembro de la Sociedad Teosófica y profesor prominente sobre el tema. Como parte de su trabajo relacionado con la teosofía-, viajó a la India. En 1898 ayudó a establecer la universidad hindú central y en 1922 ayudó a establecer la (Sind) Consejo Nacional Colegiado Hyderabad en Mumbai , India. 

En 1902, se estableció la primera logia en el exterior de la Orden Internacional Masónica Mixta, Derecho Humano . En los próximos años se estableció logias en muchas partes del Imperio Británico.

En 1907 se convirtió en presidente de la Sociedad Teosófica , que tiene su sede internacional estaban en Adyar , Madras , ( Madrás ).

Besant conoció al teósofo Charles Webster Leadbeater en Londres en abril de 1894. Se convirtieron en compañeros de trabajo cercanos en el movimiento teosófico y permanecerían así para el resto de sus vidas. Leadbeater afirma videncia y supuestamente ayudó Besant sea clarividente sí misma en el año siguiente. En una carta de 25 de agosto 1895 a Francisca Arundale, Leadbeater narra cómo Besant se convirtió en vidente. Juntos clarividente investigaron el universo, la materia, las formas de pensamiento, y la historia de la humanidad, y co-autor de un libro que se llama Química Oculta .

En 1906 Leadbeater se convirtió en el centro de la polémica cuando se supo que había informado a la práctica de la masturbación a algunos niños a su cuidado e instrucción espiritual. Leadbeater declaró que había alentado la práctica de mantener a los niños célibes, que fue considerado un requisito previo para el progreso en el camino espiritual. Debido a la controversia, se ofreció a renunciar a la Sociedad Teosófica en 1906, que fue aceptada. El año que viene Besant se convirtió en presidente de la sociedad, y en 1908, con su apoyo expreso, Leadbeater fue readmitido en la sociedad. Leadbeater pasó a enfrentar acusaciones de relaciones impropias con los niños, pero ninguna de las acusaciones nunca fueron probadas y Besant nunca lo abandonó.

Hasta la presidencia de Besant, la sociedad tenía como uno de sus focos Theravada Budismo y la isla de Sri Lanka , donde Henry Olcott hizo la mayor parte de su trabajo útil. Bajo la dirección de Besant había más tensión en las enseñanzas de "El Aryavarta", como ella llama centro de la India, así como en el cristianismo esotérico.

Besant estableció una nueva escuela para los niños, la universidad hindú central (CHC) en Benarés , que se formó en los principios subyacentes teosóficas, y que contó con muchos teósofos prominentes en su personal y profesores. Su objetivo era construir un nuevo liderazgo para la India. Los estudiantes pasaron 90 minutos al día en la oración y estudiaron los textos religiosos, pero también estudiaron la ciencia moderna. Se tomó 3 años para reunir el dinero para el CHC, la mayoría de los cuales provenía de príncipes indios. En abril de 1911, se reunió Besant Pandit Madan Mohan Malaviya y decidieron unir sus fuerzas y trabajar para una universidad común hindú en Benarés. Besant y compañeros de fideicomisarios de la universidad central hindú también acordaron Gobierno de condición previa de la India de que la universidad debe convertirse en una parte de la nueva Universidad. La Universidad Hindú de Benarés comenzó a funcionar el 1 de octubre 1917 con la universidad central hindú como su primera universidad constitutiva.

Blavatsky había declarado en 1889 que el principal propósito de establecer la sociedad era preparar a la humanidad para el futuro de recepción de un "portador de la antorcha de la verdad", un emisario de un oculto jerarquía espiritual que, según los teósofos, guía la evolución de la humanidad. Esto se repitió por Besant ya en 1896; Besant llegó a creer en la aparición inminente del "emisario", que fue identificado por los teósofos como el llamado Maestro del Mundo.

Celta.´.

domingo, 23 de abril de 2017

Hablando de... La cima de la literatura española;Miguel de Cervantes Saavedra.


El 23 de abril de 1616 fallece Miguel de Cervantes Saavedra,quien fue la cima de la literatura española. Murió el mismo día que el otro gran genio del siglo, William Shakespeare, una coincidencia engañosa, puesto que Inglaterra no había adoptado aún el calendario gregoriano, luego hubo al menos ocho días de diferencia entre una y otra muerte.

“Es considerado una de las máximas figuras de la literatura española y universalmente conocido por haber escrito Don Quijote de la Mancha, que muchos críticos han descrito como la primera novela moderna y una de las mejores obras de la literatura universal. Se le ha dado el sobrenombre de Príncipe de los Ingenios“.

Cervantes nació en Alcalá de Henares y vivió largo tiempo en Córdoba y Sevilla antes de iniciar una vida de armas embarcándose hacia Italia. No fue el ansia de gloria y aventura lo que le llevó a Italia, sino su huida de la justicia, pues pesaba sobre él una orden de destierro y la amputación pública de su mano derecha por haber herido en un duelo a un maestro de obras, don Antonio de Sigura.

En Italia se enrola en La Marquesa con el tercio de Miguel de Moncada y acude al golfo de Lepanto a enfrentarse al turco. Cervantes tiene fiebre pero se niega a permanecer en la cama y pide un puesto en la vanguardia “para morir peleando por Dios y por su rey”. Recibió tres arcabuzazos que le dejarían manco, pero aún participaría en la campaña de Túnez, con tanto valor que don Juan de Austria y el duque de Sessa le facilitaron cartas de recomendación cuando decidió licenciarse.

Rumbo a casa, cuando ya vislumbraba la costa de Barcelona, fue apresado por una galera de piratas berberiscos, que al ver sus cartas le tomaron por un personaje notable y pidieron un alto precio por su rescate, prolongándose su cautiverio por cinco años. Cuatro veces trataría de escapar el manco de Lepanto, hasta que unos frailes trinitarios pudieron negociar su liberación por 500 ducados. Ya en su patria, Cervantes inició una vida de letras que habría de darle la inmortalidad, aunque sus primeras obras, dramas teatrales, no llegaron al nivel que demandaba todo un Siglo de Oro, donde en competencia estaba nada menos que Lope de Vega.

Cervantes llevó una vida desgraciada, sin suerte en el dinero ni en el amor. Buscó desesperadamente un protector y vagó de un lado a otro en busca de una posición estable que le permitiera escribir y vivir con dignidad. Murió en la pobreza, rodeado de muy pocos, entre ellos Lope de Vega, con quien había mantenido disputas enconadas. No encontró en vida la suerte, pero dejaba un milagro literario a la posteridad.



José Rafael Otazo M; PhD.
--------------------- 
Profesor Universitario. 
Miembro de Número de la Academia de la Lengua del Estado Carabobo.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela. 
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Miembro de la Red Profesional del Instituto Panamericano de Geografía e Historia - O.E.A.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica.

martes, 18 de abril de 2017

Quien es quien en diplomacia...Emb. José Rafael Pocaterra.

Nació el 12 de diciembre de 1889 en Valencia, Estado de Carabobo, Venezuela. Hijo de Jaime Demetrio Pocaterra y de Mercedes Mac Pherson.

Realizó sus estudios en la escuela Elemental de su ciudad natal

En 1907 colabora en "Caín", periódico en que se identifica como enemigo del gobierno del presidente Cipriano Castro, por lo que sufre un año de cárcel. Se instala en Calabozo,Edo. Guárico en 1909 y allí escribe su primera novela, "El doctor Bebé", donde satiriza la figura de Samuel E. Niño.

En 1912 regresa a Caracas, donde escribe "Vidas Oscuras". En agosto de 1914 se traslada a Maracaibo y comienza a colaborar en "El Fonógrafo" y en octubre de ese año, comparte la dirección de ese diario junto con Eduardo López Bustamante.

En abril de 1917 aparece en Maracaibo la revista "Caracteres" que dirige, y al mismo tiempo escribe su tercera novela, "Tierra del Sol Amada". En su regreso a Caracas en 1918, gana el primer premio de los juegos florales organizados por Venezuela Contemporánea con el cuento "Patria, la Mestiza". Escribe artículos en "El Universal", "El Nuevo Diario" y "Pitorreos".

Durante su estadía en la cárcel, escribe gran parte de sus "Memorias de un Venezolano de la Decadencia", publicadas en Colombia en 1927, su novela "La Casa de los Ábila", publicada en 1946 y varios de sus "Cuentos Grotescos". Al salir en libertad, funda en Caracas, una empresa editora llamada "La Lectura Semanal", pero resuelve exiliarse voluntariamente, en julio de 1922, a Nueva York. Comienza a colaborar en "El Heraldo de Cuba" con una columna titulada "Cartas hiperbóreas".

"Panchito Mandefuá", el personaje de uno de sus "Cuentos grotescos", se convierte en símbolo del niño de la calle. Al mismo tiempo, sus "Memorias de un Venezolano de la decadencia" constituyen una crónica trágica y alucinante de los sucesos de la vida venezolana comprendidos entre 1900 y 1920, así como un violento y brillante panfleto en contra de los regímenes de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez.

En 1943 es nombrado Enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Venezuela en Gran Bretaña y el 8 de octubre de 1945, presenta credenciales como embajador en Moscú, inaugurando así las relaciones diplomáticas entre Venezuela y la Unión Soviética.

En 1948 forma parte de la delegación venezolana ante la IX Conferencia Internacional Americana en Bogotá, y en julio de ese año es designado embajador de Venezuela en Brasil.

En 1949 es nombrado embajador de Venezuela en Washington por el gobierno de la Junta Militar. Regresa a Canadá donde ocupa la cátedra de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Montreal y sólo vuelve a Venezuela, por pocos meses con motivo de la celebración del Cuatricentenario de Valencia para cuya ceremonia había sido designado orador de orden.

Falleció el 18 de abril de 1955 en Montreal, Canadá. Sus restos fueron sepultados en Valencia, Estado Carabobo, Venezuela, su tierra natal.


José Rafael Otazo M; PhD.
--------------------- 
Profesor Universitario. 
Miembro de Número de la Academia de la Lengua del Estado Carabobo.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela. 
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Miembro de la Red Profesional del Instituto Panamericano de Geografía e Historia - O.E.A.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica.

lunes, 17 de abril de 2017

Hablando de diplomacia...¿A qué se deben los cuatro colores de pasaporte en el mundo?: Rojo, azul, verde y negro.

Mapa Mundial de Pasaportes, según BRIGHTSIDE

Viajar es una de las experiencias más hermosas del mundo, cada país posee caracteres diferentes pero al rededor del mundo el documento requerido es el pasaporte. Y este documento puede ser encontrado en cuatro diferentes colores: rojo, azul, verde y negro.

Esta gama de color responde a diferentes razones económicas y políticas de los países, a continuación lo explicaremos:

PASAPORTES ROJOS

Este es el color más común. Pasaportes con coberturas roja son escogidos por países con sistemas comunistas históricos o actuales. Eslovenia, China, Serbia, Rusia, Polonia y Rumania tienen pasaportes rojos. Países miembros de la Unión Europea, a excepción de Croacia, también tienen pasaportes borgoña y otros tonos de rojo. Países interesados en unirse a la Unión Europea como Turquía, Macedonia y Albania, cambiaron su pasaporte a rojo hace algunos años.

La comunidad andina de naciones (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) también tienen pasaportes borgoña. Venezuela también posee esta coloración en el documento.

PASAPORTES AZULES

El color azul simboliza “el nuevo mundo”. Al menos 15 países del Caribe tienen pasaporte azul. En el bloque de países sudamericanos, el pasaporte azul simboliza la conexión con Mercosur, que incluye a Brasil, Argentina, Paraguay y Venezuela. El pasaporte de los ciudadanos Estadounidenses cambió a azul en 1976.

PASAPORTES VERDES

La mayoría de los países musulmanes tienen pasaporte vede, por ejemplo: Marruecos, Arabia Saudita y Pakistán. El verde es considero como el color favorito del profeta Muhammad, y es un símbolo de naturaleza y vida. Los ciudadanos de varios países africanos como Nigeria, tienen su pasaporte con distintos tonos de verde. En este caso significa que pertenecen a la Comunidad Económica de los Estados del Oeste de África, ECOWAS por sus siglas en inglés.

México es el único país de Latinoamérica que goza de esta identificación color verde.

PASAPORTES NEGROS

Este es el pasaporte más extraño. Puede ser encontrado entre ciudadanos de países africanos como Botsuana, Zambia, Angola, Congo, Malawi, entre otros. Los ciudadanos de Nueva Zelanda también tienen pasaporte negro porque es el color nacional.

El negro también es utilizado para identificar a mandatarios y personas con inmunidad diplomática como en Estados Unidos y México.




José Rafael Otazo M; PhD.
--------------------- 
Profesor Universitario. 
Miembro de Número de la Academia de la Lengua del Estado Carabobo.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela. 
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Miembro de la Red Profesional del Instituto Panamericano de Geografía e Historia - O.E.A.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica

Ref;http://notitotal.com/2017/04/16/se-deben-los-cuatro-colores-pasaporte-mundo-rojo-azul-verde-negro/

sábado, 15 de abril de 2017

En el Día Mundial del Arte...En honor a Leonardo Da Vinci y las sociedades secretas.

Salvatore Mundi


Nessuna cosa si può amare nè odiare, se prima non si ha cognition di quella
[“No se puede amar ni odiar nada si antes no se ha llegado a su conocimiento”]
 Leonardo da Vinci

Se dice que siendo niño, Leonardo da Vinci buscaba ser obsequiado por su padre con objetos por los cuales manifestaba vivo interés. El problema era que el padre viajaba con relativa frecuencia y, cuando volvía al hogar, descubría que dicho interés había cambiado, que si al irse el niño tenía curiosidad por la vida y su funcionamiento, al regresar tenía en la mecánica la fuente de su curiosidad, o en los animales mitológicos o en la historia sacra. Así, aquello que el padre traía consigo —libros, pequeñas máquinas, acaso especímenes disecados o un testimonio recogido en alguna taberna— se revelaba si no inútil, al menos atrasado con respecto a las inquietudes de su hijo, siempre en movimiento, siempre en otra cosa

La historia puede o no ser verdadera, pero sin duda es verosímil. Leonardo es el hombre renacentista por antonomasia —una distinción que, paradójicamente, no es fácil otorgar pero al mismo tiempo parece incontrovertible—, aquel en quien la curiosidad del humanismo se manifestó con mayor autenticidad y provecho.

Sin embargo, también es cierto que esta misma celebridad nos impide ver realmente la obra de Leonardo, tanto la consumada como la que solo proyectó. Sus pinturas y sus bocetos se han reproducido tantas veces, su genialidad ha sido tan publicitada, que pareciera ya nada puede sorprendernos cuando se habla del hombre.

Este proceso, sin embargo, no parece casual. Parte esencial del misterio es ocultarse en lo obvio y lo evidente, en esa especie de superficie profunda asequible solo a los iniciados en el conocimiento específico: “llamad y se os abrirá”.

Así, Leonardo y su obra son también objeto de una curiosidad que va más allá del humanismo en el sentido aséptico que este adquirió con los años. No olvidemos que el Renacimiento es la época inmediatamente posterior al llamado “oscurantismo” de la Edad Media, una forma más bien injusta de calificar todo un periodo del pensamiento europeo cuyo pecado, cuya falta, es no comulgar con los valores del racionalismo que imperaría a partir de los siglos siguientes. En este sentido, es obvio que la transición no fue límpida ni las nuevas maneras de pensar acabaron instantáneamente con prácticas heredadas del pasado y que, paralelamente, la figura de da Vinci connote cierta iluminación.

De ahí esa cualidad mistérica, oculta, que en ocasiones se ha atribuido a la obra de Leonardo, ligando parte de su genialidad a un sistema más amplio que toma la forma de una sociedad secreta, una comunidad poseedora de un conocimiento que entrega solo a los probos (como Newton y su pretendida relación con los rosacruces). Es cierto: Leonardo pintó La última cena, ¿pero esta sería la misma sin el cúmulo de significados que se agolpa ante el espectador con aparente inocencia?

Da Vinci, la gran imagen que tenemos de la genialidad omni-abarcante, que se extiende sobre todos los ámbitos con pinceladas luminosas, cautiva también por su método, hasta el punto de que históricamente se le ha atribuido cierta conexión con el misticismo. Sus técnicas para maximizar el intelecto, que hoy podrían ser parte de una revista de salud y de ciencia, en una época anterior parecen frutos de la preclaridad y del ocultismo. Una figura de su inmensidad siempre se recarga de un aura de misterio. Casi un superhéroe antes de la cultura pop.

Parte de las conexiones no del todo comprobadas, alimentadas por los bestsellers que existen en torno al genio de Leonardo, lo relacionan con dos hermandades: por un parte los misterios de Mitra y por otra el Priorato de Sion

De la primera, conocida como mitraísmo y considerada incluso una religión, sus orígenes se pierden en la Antigüedad mediterránea, pero si sobrevivió hasta la época de Leonardo fue por su amplia presencia entre la milicia romana y también por los muchos símbolos que lo hermanaron secretamente con el cristianismo. Los soldados de las legiones eran especialmente devotos de Mitra, una divinidad cuyo origen algunos sitúan en Asia Menor, concretamente entre el enigmático pueblo de los hititas, vencedores en un par de ocasiones de los ejércitos faraónicos, aunque igualmente otras fuentes la identifican con un dios védico de la luz.

Entre las varias características que distinguen al mitraísmo es que el culto se llevaba a cabo en cavernas naturales o construcciones que las imitaban. En cierta forma este era el vínculo con los grandes misterios de la antigüedad —por ejemplo, los de Eleusis o los de Isis—, los cuales comparten ese rasgo de sustraerse a la mirada del común, de llevar a los iniciados y los Maestros a un rincón apartado pero al mismo tiempo íntimo, donde confluyen esas potencias del mundo que rigen invisiblemente el universo.

Por otro lado, en los misterios de Mitra hay una base simbólica que permitió cierta mímesis con la nueva religión con pretensiones de hegemonía: el cristianismo. Como en esos trabajos artesanales de los pueblos conquistados donde bajo los rasgos de la nueva deidad se disimulan los de la antigua, así el mitraísmo pareció asimilarse con los seguidores de Jesús, gracias  a circunstancias como que ambos creían en un ser salvador, la trasposición de la carne y la sangre de la víctima sacrificada en pan y vino o, como también en el caso de Isis y Horus, el nacimiento de un hombre del vientre de una virgen, su muerte y su posterior resurrección, además de otros quizá menos trascendentes (como la consagración del domingo como día dedicado al culto de la divinidad, o la de la principal festividad de esta el 25 de diciembre) pero igual de importantes en la práctica, al momento de asegurar el paso más o menos indemne del conocimiento custodiado al nuevo suelo donde florecerán sus perlas.

Por otro lado, en el caso del Priorato de Sion, se trata de una sociedad que también plantea un serio desafío a los límites de realidad y fantasía, de mentira y verdad, de posibilidad y hecho fáctico. Algunos sitúan su fundación en la década de 1950 en Francia, por Pierre Plantard, un dibujante que bosquejó la historia de la cofradía con supuestos fines lúdicos, sembrando la interrogante sobre la realidad de su existencia. ¿Pero no es una broma, una ficción, una de las mejores estrategias para ocultar una verdad y un asunto serio? “Con el anzuelo de la mentira pescarás la carpa de la verdad”, escribió Shakespeare en Hamlet. ¿"No ha existido nunca y no existirá", como "La Lotería de Babilonia" de Borges?

Lo interesante del Priorato de Sion es que dentro del tejido de la mitología esotérica  se considera que una de sus principales misiones fue preservar el Santo Grial, el recipiente donde según la leyenda José de Arimatea recogió la sangre de Cristo. Solo que esto no debe tomarse en sentido literal, sino metafórico: el Santo Grial es, dentro de la simbología del Priorato de Sion, el vientre de una mujer, donde efectivamente se guardó la sangre del Salvador, que es otra forma de llamar a su descendencia. Según esta genealogía, la dinastía de los Merovingios, una de las 4 grandes y emblemáticas dinastías del trono de Francia (junto a los Carolingios, los Capeto y los Borbones) son herederos directos de Cristo, hijos después de varias generaciones de María Magdalena y Jesús, y por lo tanto del Rey David.

"El Diablo" en un Tarot inspirado en obras de da Vinci y diseñado por A. Atanassov y I. Ghiuselev
En el sistema jerárquico del Priorato de Sion —fantasía o historia secreta— los Grandes Maestros incluyen a nombres como René d'Anjou, Robert Fludd, Isaac Newton, Claude Debussy y Jean Cocteau, destacando especialmente el de Leonardo da Vinci, todos los cuales tienen en común la marca de la genialidad, pero que comprenden una lista tan dispar que evocan una sociedad más parecida a "La Liga Fantástica" que a las logias masónicas.

Por esta razón, en este punto, la pregunta es en qué medida el talento de Leonardo da Vinci participó de ese conocimiento reservado que da sentido a la existencia de una sociedad secreta. En qué medida, también, buscó transmitirlo por medio de sus obras, como el Maestro que susurra al oído del iniciado las palabras que este debe entender en ese momento, manifestando en sus pinturas una armonía divina o dejando tal vez en sus investigaciones una especie de código secreto.

Se dice que cuando los soldados romanos destruyeron el Templo de Jerusalén y llegaron hasta el Sancta Sanctorum, ahí donde se resguardaba, entre otros tesoros, el Arca de la Alianza, el puente de comunicación entre Yahvé y su pueblo elegido, encontraron este recinto último vacío. La Sabiduría ya no estaba ahí, sino en la memoria de quienes habían huido con la consigna de preservarla. ¿Fue Leonardo obsequiado con este conocimiento? Y, en dado caso, ¿su misión fue acelerar el conocimiento para avanzar en un proyecto de ilustración mundial, símbolo de una divinidad racional?

No se trata solamente de resaltar el cariz esotérico del gran artista italiano, sino, de momento, hacer ver que durante el Renacimiento eso que hoy echamos cómodamente al cajón de las “doctrinas secretas” era la episteme del día a día. La figura de da Vinci es inabarcable y fascinante, al igual que el hermetismo neoplatónico y la alquimia de sus épocas. Quizás como ocurre con las teorías de la conspiración,  postular que Da Vinci fue parte de una sociedad secreta o que su genio proviene de algún tipo de disciplina esotérica sea sólo una forma de entender aquello que nos parece insondable y que necesitamos incrustar en una trama que se ajuste a nuestras expectativas de cómo funciona la realidad.  Por otro lado también es históricamente irrefutable que grandes personalidades como Isaac Newton se alimentaron de manera primordial de la magia, la alquimia y la masonería.


Celta.´.

Ref; http://pijamasurf.com/2013/04/leonardo-da-vinci-y-las-sociedades-secretas-mitos-y-misterios-del-gran-genio-renacentista/

viernes, 14 de abril de 2017

Historia de la Diplomacia...El Panamericanismo.



El panamericanismo o integración americana, es el movimiento diplomático, político, económico y social americano que busca crear, fomentar y ordenar las relaciones, la asociación y cooperación entre los países americanos en diversos ámbitos de interés en común.

Si bien inicialmente el propósito de liberalizar el intercambio comercial no se dio ; pero sí se extendió la colaboración a una serie de áreas como la salud (Organización Panamericana de la Salud), geografía e historia (Instituto Panamericano de Geografía e Historia), derechos y cuidados de la infancia (Instituto Panamericano de Protección a la Infancia), derechos de la mujer (Comisión Interamericana de Mujeres), políticas indígenas (Instituto Indigenista Interamericano), agricultura (Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas) defensa continental colectiva (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), ayuda económica (Banco Interamericano de Desarrollo) y deportiva (Organización Deportiva Panamericana), entre otros.

Así como una serie de preceptos diplomáticos y políticos en las relaciones entre los países como el petróleo entre los países, no siempre respetados o cumplidos como los siguientes: el arbitraje entre las partes, solución pacífica de los conflictos, la no intervención, igualdad de los estados en los organismos que integran y entre sus relaciones, decisiones por medio de resoluciones aprobadas por la mayoría. Así como el reconocimiento del asilo diplomático, la redacción del Código Bustamente (o Código de Derecho Internacional Privado), el sistema interamericano de derechos humanos (Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Convención Americana sobre Derechos Humanos junto con sus protocolos y convenciones asociadas y la Carta Democrática Interamericana).

Uno de los hitos del Panamericanismo es la Organización de los Estados Americanos (OEA). Este organismo regional tiene como fin la integración, cooperación bilateral, desarrollo sostenible en diversas áreas (energía, ambiente, salud etc.) promover la democracia, paz e igualdad de derechos para los ciudadanos en cada una de las Repúblicas y monarquías del continente. La OEA es el principal organismo regional de América o las Américas.

Algunos hitos del panamericanismo de raíz hispanoamericana

El 2 de mayo de 1801 Francisco de Miranda publicaba en Londres los Planes de Gobierno que había preparado en 1790 y en los que recogía el plan de gobierno para Hispanoamérica después de que se independizará de la metrópoli.

En la ciudad Mexicana de Guadalajara Miguel Hidalgo y Costilla hacia público en diciembre de 1810 los Bandos sobre tierras y esclavos donde abolía la esclavitud y el tributo indígena.

En agosto de 1810 en las Provincias Unidas del Río de la Plata, Mariano Moreno entregaba su trabajo, encargado por la Junta de Gobierno provisional su Plan de Operaciones, y que se debía poner en práctica para consolidar la grande obra de nuestra libertad e independencia. Hay divergencias sobre la autenticidad del documento.

Simón Bolívar, desde Kingston, Jamaica, el 6 de septiembre de 1815 escribía la que es conocida como Carta de Jamaica en donde se exponen las causas y argumentos que justifican la independencia de los territorios españoles de América así como su posterior unidad. En este documento se encuentran las bases de la doctrina Bolivariana resumida en la máxima unidad e independencia.

En septiembre del 1815 José Artigas publica el Reglamento de Tierras. En él se reparten las tierras abandonadas y se establece un orden que permite restaurar la producción ganadera.

Bernardo Monteagudo escribe sus ideas sobre la necesidad de una federación general entre los estados Hispanoamericanos y plan de su organización.

En Guatemala y a la sombra de la constitución española de 1812 José Cecilio del Valle publica el periódico El Amigo de la Patria cuya línea editorial defendía los principios del liberalismo y los derechos de Hispanoamérica a su independencia. Unos años después, en 1822, publica el texto titulado Soñaba el abad de San Pedro; y yo también sé soñar donde resumen su ideario independentista unificador coincidiendo con Bolívar y de Monteagudo.

El 7 de diciembre de 1824 Simón Bolívar llama al Congreso de Panamá. La convocatoria es para los gobiernos de México, Río de la Plata, Chile y Guatemala. Dos años más tarde se aprueba, por la asamblea de las Américas del Congreso de Panamá el Tratado de unión, liga y confederación perpetua.

En Nueva York, José Martí publica en la Revista Ilustrada de Nueva York el 10 de enero de 1891 el artículo "Nuestra América".

En 1918 se produce en Córdoba (Argentina), la reforma universitaria que en su proclama dice:

HOMBRES de una república libre, acabamos de romper la última cadena que, en pleno siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana...

El 20 de marzo de 1929 Augusto César Sandino, el General de Hombres Libres, presenta a los gobiernos de los 21 estados Hispanoamericanos el Plan de realización del supremo sueño de Bolívar.

En Venezuela, desde los inicios de la Primera República, el ideal Panamericano estuvo siempre en el corazón de nuestros Libertadores. Ya en nuestra primera constitución se sostenía que cualquier persona nacida en el Continente Colombiano (nombre dado al Continente Americano por Miranda) podía ser gobernante de Venezuela. La fraternidad de los pueblos americanos constituía para Miranda una meta, un ideal, un destino inamovible.

En 1811 el panamericanismo formaba parte del deseo general de los venezolanos, deseo cimentado en la búsqueda de la Unidad y de la Universalidad, deseo consagrado en la estrofa trina de nuestro Himno Nacional:

"Unida con lazos que el cielo formó, la América toda existe en Nación...".





José Rafael Otazo M; PhD.
--------------------- 
Profesor Universitario. 
Miembro de Número de la Academia de la Lengua del Estado Carabobo.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela. 
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Miembro de la Red Profesional del Instituto Panamericano de Geografía e Historia - O.E.A.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica