jueves, 31 de enero de 2013

Talento Masónico…Claves de la diplomacia corporativa





La Masonería a lo largo de su historia contemporánea, ha estado rodeada de personajes que sin duda han marcado pautas e hitos que han servido de referencia a muchos en el devenir de las culturas y de los pueblos del orbe, asi como, en y sus maneras de actuar tanto desde el punto de vista general como el particular, siendo uno de los mejores ejemplo de esto, la maxima, Ser hombre libres y de buenas costumbres. En tal sentido, la comunicación es un bastión importante en este orden, tomando como referencia las experiencias que pueda dar la Diplomacia, de allí lo siguiente;

La diplomacia corporativa, un nuevo concepto de relaciones públicas que se está extendiendo a todo tipo de empresas. Consiste en gestionar los contactos con las instituciones públicas aplicando los principios de la diplomacia tradicional.

¿Qué es?
La diplomacia corporativa es la faceta de las relaciones públicas que se centra en asegurar que las empresas mantienen un diálogo adecuado con las administraciones públicas de los países y regiones en las que operan. Tradicionalmente la han practicado las multinacionales más grandes, pero en los últimos años se ha ido extendiendo a empresas de cualquier tamaño.



¿Para qué sirve?

Desarrollar acciones de diplomacia corporativa tiene muchos beneficios para las empresas:

-Facilita la entrada en nuevos mercados.
-Reduce el rechazo y desconfianza del público.
-Previene conflictos y facilita su resolución.
-Genera confianza y proximidad con el mercado.
-Permite detectar oportunidades de negocio.
-Da entrada a participar en proyectos públicos.
-Favorece un marco legal más beneficioso.
-Supone una ventaja ante los competidores.

Por ese motivo, no sorprende que cada vez más empresas realicen iniciativas de diplomacia corporativa. Éstas se pueden aplicar tanto a nivel de los países en los que están presentes como de las administraciones públicas regionales o locales de tus zonas de actuación.

¿Cómo implantarla?
Aquí tienes algunos consejos para iniciarte en la diplomacia corporativa:

-Identifica todas las administraciones de los países y regiones donde opera tu empresa.
-Presenta tu empresa a los responsables de estas administraciones, para darte a conocer.
-Establece contacto también con las asociaciones, entidades, medios, etc. de cada zona.
-Participa en los foros y eventos locales que te permitan interactuar con estos actores.
-Muéstrate sensible respecto a las particularidades políticas, culturales, lingüísticas, etc.
-Sigue los medios de comunicación locales para saber qué preocupa en cada sitio.
-Asegúrate de comunicar adecuadamente el empleo y el valor que tu empresa crea en la zona.
-Si puedes, ficha a un experto en relaciones institucionales o a un ex cargo público local.
-Así mismo, en la medida de lo posible intentar tener una oficina física que te dé visibilidad.
-Procura implantar una estrategia global sin contradicciones entre lo que haces en cada zona.




Pierre Cubique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada