domingo, 20 de enero de 2013

Historia y Tradición...Los siete documentos estelares del Libertador Simón Bolívar.





Siete son: Los días de la semana, las últimas palabras de Cristo, los grandes mares, los pecados capitales, los colores del arco iris, las notas musicales, las colinas de Roma, por mencionar algunos aspectos referidos a este maravilloso número, que también tuvo mucho que ver con la vida y obra del Libertador, verbigracia: Bolívar el apellido, Vicente su padre, María Teresa Rodríguez del Toro y Alaysa su única esposa, firmaba artículos en la prensa con el seudónimo de Tremiño; tienen siete palabras o letras. Nació en julio mes siete, a los 37 años presentó vejez prematura, decide la Campaña de la Nueva Granada en la aldea El Setenta en Apure; el año 1814 sale de Caracas en la Emigración a Oriente, siete años después entra triunfante después de Carabobo; en 1813 dicta su Proclama de Guerra a Muerte en Trujillo, siete años después firma los Tratados de Armisticio y Regularización de la guerra en Trujillo. Perú le pidió en siete ocasiones su liberación; fundó fuera de Venezuela siete periódicos. Casilda le regaló el caballo Palomo; fallece el 17 de diciembre a la una y siete, días después de dictar su Testamento y última Proclama; contaba 47 años; durante el traslado de sus restos a la Catedral de Santa Marta se oficiaron siete misas. Según el eximio historiador Vicente Lecuna 

Bolívar redactó diez mil documentos, de ellos siete son considerados los principales a saber: 


Manifiesto de Cartagena. Escrito el 15 de diciembre de 1812, conocido como "memoria dirigida a los ciudadanos de la Nueva Granada por un caraqueño". Allí explica las causas de la pérdida de la República nacida el 5 de julio, la debilidad del gobierno que imperaba en Caracas, y realiza un llamado a los pueblos de América, solicita el apoyo para iniciar su afán emancipador. 


Manifiesto de Carúpano: el 7 de septiembre de 1814, explica los problemas surgidos por la presencia de Boves el infausto año 1814, la falta de coordinación y apoyo de sus compañeros de lucha; emite lineamientos para seguir la lucha. A pesar de las adversidades mantenía su propósito al expresar: "Yo os juro que Libertador o muerto". Concluye con sus siete palabras "Dios concede la victoria a la constancia". 


Carta de Jamaica. Contesta el 6 de septiembre de 1815 la misiva del señor Henry Cullen, un rico comerciante interesado en conocer pormenores del pensamiento del Libertador; se conoce como la "Carta profética" por visualizar el futuro de los pueblos hispanoamericanos; muestra sus grandes dotes de pensador y estadista; tuvo inspiración del sacerdote jesuita, el peruano Juan Pablo Viscardo Guzmán en su documento "Carta a los españoles americanos", traducido y editado por Miranda en Londres. 


Discurso ante el Congreso de Angostura: leído por Bolívar el 15 de febrero de 1819 en la instalación del segundo Congreso en Angostura. Se considera el máximo documento, que incluso propició a la Universidad de San Marcos de Lima otorgarle el título de abogado (no honorífico) el 3 de junio de 1825. En su exposición plantea la creación del Poder Moral; se preocupa por la educación de los pueblos. Deja a la posteridad su clamor de que: "Moral y luces son los polos de la República, moral y luces son nuestras primeras necesidades". El Poder Moral propuesto es el compendio de su lección permanente. Culpa los grandes fracasos a  los vicios, la ignorancia y  la tiranía.


 Mensaje al Congreso Constituyente de Bolivia: Enviado desde Lima el 24 de mayo de 1826; invita a los legisladores a elaborar leyes justas contra la violación de los derechos humanos, contra la esclavitud, por la libertad religiosa, la buena administración y por un poder judicial independiente absoluto. A sus compañeros de armas les dejó una reflexión: "El destino del ejército es guarnecer sus fronteras, Dios nos preserve que vuelvan sus armas contra los ciudadanos". 


Mensaje a la Convención de Ocaña: Escrito en Bogotá el 29 de febrero de 1828; Concretaba su exposición a la deficiente aplicación y sobre la corrupción por tal motivo dijo: "Considerad que la corrupción de los pueblos, nace de la indulgencia de los tribunales y de la impunidad de la república. Mirad que la anarquía destruye la libertad, y que la unidad conserva el orden"; culmina exhortando a los legisladores y a los jueces tener siempre presente ¡leyes inexorables¡.


Mensaje al Congreso Constituyente de Colombia, conocido como Congreso Admirable, reunido en Bogotá el 20 de enero de 1830. Cansado, decepcionado y herido moralmente al ver derrumbado su sueño y esfuerzo unificador a causa de las ambiciones personales, decide formalmente separarse de las altas responsabilidades asumidas el 17 de diciembre de 1819.En el mensaje recomienda proteger la religión, fuente profusa de las bendiciones del cielo. Exteriorizaba: "Me ruborizo al decirlo, la independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de los demás”. Al realizar oficialmente la entrega de la magistratura expresó: "Desde hoy no soy más que un ciudadano armado para defender y obedecer al gobierno".
 

Estos siete grandes documentos, sintetizan la lección permanente del pensamiento y herencia del gran paisano, que recorrió a caballo 65.000 kilómetros, para legarnos 4.8 millones de kilómetros cuadrados convertidos en un manojo de seis naciones libres.

QH,`. Eumenes Fuguet Borregales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada