viernes, 15 de noviembre de 2013

LA MASONERÍA EN LA ÉPOCA DE JEAN THÉOPHILE DÉSAGULIERS Y JAMES ANDERSON


 



Recopilado y Editado por:

René A. Thomas R.
Maest.·.Mas.·.
Resp.·.Log.·.Sol de Curpa Nº 112.
Or.·.Acarigua

La intención de esta reseña histórica es describir sucintamente aquellos hitos que fueron vitales en la formación de la Gran Logia de Londres o Gran Logia de Inglaterra según algunos, por un lado y la puesta en escena de estos dos personajes que aun influyen en nuestros días.

Los siglos XVI, XVII y XVIII se caracterizaron en el Occidente Europeo por un fuerte proceso de cambio estructural profundo en la institución política y en la sociedad de Inglaterra. Además, debemos mencionar el desarrollo y auge del comercio que traspasó las fronteras del reino inglés apoyado por una fuerte flota marítima tanto comercial como militar.

De esta manera la influencia inglesa se hizo sentir en todo el mundo y este fue el comienzo del Imperio Británico. Esta situación permitió a su vez el progreso científico de las ciencias naturales, gracias al estudio de plantas y animales en los diferentes lugares conquistados. Los cambios mencionados trajo a su vez el surgimiento de filósofos locales de envergadura como John Locke, Francis Bacon, Thomas Hobbes, Isaac Newton, y John Keill entre otros.

En 1.688, se da un hito importante que influyó en el cambio estructural político, religioso y social en Inglaterra y fue La Revolución Gloriosa que trajo al trono a William III (Francisco III) y Mary II de la Dinastía de los Orange, quienes eran religiosos protestantes, siendo traídos y coronados por el Parlamento y que a partir de ese entonces el poder del Parlamento, en un proceso de pocos años, fue superior al del propio Rey.

Otro acontecimiento importante fue la ley llamada "Acta de Tolerancia" de 1.689 por la cual se permitió la libertad de culto y en 1.695 se aprobó la ley que fijó la libertad de prensa.

Un hecho de importancia religiosa fue que los monarcas ingleses de ahora en adelante debieron adoptar la religión de los ciudadanos y no que estos debían tomar la religión del monarca como lo era en la Europa Continental. Además, el Rey se convirtió en un súbdito del Parlamento.

Este cambio no fue el resultado de un pensamiento filosófico sino una necesidad humana elemental del ciudadano de poder sentir seguridad y estabilidad mínimas a pesar de la fuerte presión de la tradición.

Otro cambio básico fue la separación del poder ejecutivo del legislativo, ambos, hasta entonces, en poder del Parlamento. Éste creó la función de Primer Ministro otorgándole muchas de las atribuciones del Rey y lo definió como su representante ante el Parlamento. Este cambio fue durante el reinado de Jorge I ­ (1.714 -1.724) y período dentro del cual se fundó la Gran Logia de Londres o la Gran Logia de Inglaterra.

Paralelamente a esto, está el periodo denominado Iluminismo o de Ilustración y es aquel en el cual se produjeron cambios muy profundos y que llevaron al continente europeo a la época moderna. Estos cambios fueron en los ámbitos ­ científicos, sociales y culturales con el trasfondo político y religioso que explicamos anteriormente.

Una persona era considerada iluminista por el hecho de no ir ciegamente en pos de la Iglesia y no creer ni en milagros ni en hechicería. También lo era quien leía libros en cafés, centros de lectura y en las logias masónicas que fueron así tomando vuelo y fuerza.

En esta época del siglo XVIII, las logias atraían a intelectuales por la expectativa de poder experimentar un mejoramiento personal y de poder relacionarse con otros pensadores locales. Encontraron en la Masonería igualdad de obligaciones y derechos, votación democrática, leyes y estatutos claros, posibilidad de cambiar opiniones y también actuaron activamente en política interna y externa. La prohibición de hablar sobre política y religión fue posterior ya que fue reglamentada.

A continuación se dará un resumen de las ideas principales que preocuparon a los filósofos y científicos de la Iluminación o la Ilustración: Las nuevas teorías políticas y económicas, la tolerancia religiosa, donde­ el filósofo John Locke redactó un trabajo sobre este tema denominado “Ensayo sobre el Entendimiento Humano” en el que señalaba las continuas persecuciones religiosas en el reino. Presumo que este ensayo contribuyó a la legislación del Acta de Tolerancia por el Parlamento.

El Deísmo ­ fue uno de los factores que permitió incorporar a las filas de la Masonería a personas de diferentes creencias religiosas. En general, los filósofos y científicos de esa época creían en la existencia de Dios, pero no creían que El manejara el mundo sino que una vez que lo creó lo dejó bajo la responsabilidad de los seres humanos.

Por otro lado, se piensa que el Cosmos en su esencia es racional o sea que se puede comprender con la ayuda única del entendimiento y que se puede llegar a la verdad por medio de la observación, el uso del entendimiento mismo y a través de un escepticismo metódico. La vida humana, social e individual puede comprenderse de la misma manera como se entiende el mundo natural. Los hombres pueden mejorar con la ayuda de la educación y enseñanza y el desarrollo de sus cualidades racionales. Las doctrinas religiosas no tienen cabida en la comprensión del mundo físico y humano.

La filosofía de René Descartes[1], creador del racionalismo, permitió la orientación hacia el liberalismo, la innovación y la revolución y aquella penetró también en el mundo de los científicos que los llevó a formas nuevas y revolucionarias de interpretar los fenómenos naturales o sea la denominada filosofía natural. Además, el desarrollo tecnológico de la época permitió la invención de herramientas y aparatos de mayor precisión que posibilitaron la medición exacta y la observación.

Isaac Newton[2] es considerado el padre del movimiento iluminista. La filosofía natural esbozada por Newton era en su base mecanicista en lo referente a la concepción y el pensamiento humano. Una nueva corriente surgió en Francia como reacción al mecanicismo newtoniano y puso su acento en los valores de la Ilustración, enfatizando los valores del Arte y la Literatura.

Durante toda la época anterior a 1.717, cada Logia era independiente, se formaban y reconocían siguiendo viejas costumbres y sin que nadie pusiera un orden en todo aquello y así de igual forma desaparecían.

Un día de febrero de 1.717 se reúnen en la logia “Apple Tree” cuatro Logias de la ciudad: “The Goose and The Gridiron” (El Ganso y la Parrilla), “The Crown” (La Corona), “The Apple Tree” (El Manzano) y “Rummer and Grapes” (El Cubilete y las Uvas), y deciden constituir una Gran Logia pro-tempore, iniciando los preparativos para una reunión decisiva que tendría lugar en el día de San Juan, día de gran importancia para los masones.

Ese día, 24 de Junio de 1.717, las cuatro logias vuelven a reunirse en la logia “El Ganso y la Parrilla” y dan origen a la Gran Logia de Londres y Westminster o Gran Logia de Inglaterra. Si tenemos en cuenta que solo cuatro de las más de una docena de Logias existentes formaron parte de dicha creación no sería muy apropiado el nombre elegido; sin embargo, el paso del tiempo acabó por darles la razón, aunque como logia-madre, se crea a ella y por ella misma plenipotenciaria sin que nadie le diera o expidiera una Carta Patente……………(otro tema) RAT.

El primer Gran Maestro fue Anthony Sayer, escudero de profesión, noble pero del mas bajo rango, y sus Grandes Vigilantes fueron el carpintero Jacob Lamball (1º Vig.·.) y al capitán Joseph Elliot (2º Vig.·.).

Sin embargo, según la historia real, podemos decir que comienza en las asambleas de 1.718 y 1.719 cuando fueron elegidos como Grandes Maestros George Payne y Jean Théophile Désaguliers quienes le dieron un gran impulso a la masonería tanto como sociedad filosófica como en las líneas ideológicas. Sin embargo, no todo fue fácil. Muchas logias no se unieron a esta naciente Gran Logia, sobre todo las de Irlanda. En 1.751 un grupo de francmasones formó una Gran Logia rival, la Gran Logia de Masones Libres y Aceptados de Inglaterra, argumentando que la Gran Logia creada en Londres había introducido innovaciones y se había apartado de los antiguos linderos de la Masonería, mientras que ellos trabajaban de acuerdo con las antiguas reglas dadas por el Príncipe Eduardo en York en el año 926 d. C. Por este motivo, terminará siendo informalmente denominada como la Gran Logia de los antiguos, en contraposición a la Primera Gran Logia que, paradójicamente, será conocida como la de los modernos.

Se ha aceptado por la mayoría de las Obediencias masónicas que la denominada regularidad de origen emana de la primitiva Gran Logia de Londres y Westminster. En este sentido, las Obediencias que se consideran regulares habrían recibido su carta patente directamente de esta Gran Logia o transmitida a través de otras Obediencias intermedias, cuyo primer eslabón sería la Gran Logia de Londres y Westminster.

No fue hasta el año de 1.813 que realmente se unieron estas dos Grandes Logias para dar paso a la llamada “Gran Logia Unida de Inglaterra”.

Aparentemente, estas dos Grandes Logias, se formaron no solo con la finalidad de crear algo mejor como tal sino que decidieron unirse para poder subsistir a las dificultades por las cuales estaban atravesando. Con esta fusión, muchos de sus miembros, ni siquiera se imaginaron qué fue lo que hicieron y mucho menos pensaron en qué desembocaría todo esto, tal como lo demuestra la historia inmediatamente posterior.

Estas logias fundadoras por así decir, tenían en su seno a hombres humildes, aceptados como masones, y de las cuales sobreviven dos hoy en día. Sus funciones eran más de caridad entre ellos mismos, y de ayuda mutua, que de trabajos filosóficos o de crecimiento interno etc. Sencillamente era una especie de confraternidad de auxilio mutuo y de reunión social, teniendo como puntos comunes la idea de trabajar por la familia, ver por el bienestar de sus hijos y de la membrecía en general, como tratar de conferir algún empleo a alguno de ellos o darle una sepultura decente y ver por la viuda y sus hijos y otras actividades de esa índole, ya que no existía para la época ningún tipo de seguridad social que los amparara.

En 1.718, toma las riendas de la Gran Maestría, Georges Payne, quien era Secretario de la Oficina de Impuestos, con un nivel social manifiestamente mucho más elevado que su predecesor Antony Sayer, y dado que muchas logias existentes no se habían adherido a la Gran Logia de Londres, el trabajo inicial de Georges Payne fue el de reunirlas y de fundar nuevas logias para darle mayor amplitud, presencia e importancia a la Gran Logia. Aunado a esto, empezaron a manifestarse los recursos financieros aportados por los nuevos miembros, en algunos casos aristócratas y nobles permitiendo un florecimiento de dicha Gran Logia.

Posteriormente, la Gran Maestría recae en Jean Théophile Désaguliers (12/13 de marzo 1.683- 24 de febrero 1.739/44) en 1.719. Es considerado el padre del modelo organizacional de la Gran Logia. Nacido en Francia, fue un filósofo natural, hijo de un pastor protestante de la comunidad de Aytré, actualmente Faubourg de La Rochelle, capital del departamento Carente-Maritime a orillas del Atlántico, llamado Jean Dásaguliers y de Marguerite Thomas, quien había huido de Francia hacia Inglaterra luego de la revocación del Edicto de Nantes[3], como consecuencia de las persecuciones contra las reformas religiosas del reinado de Luis XIV, escondido en un tonel, y tras una breve estancia en la isla de Guernesey, se dirigió a Londres y ejerció allí las funciones de ministro en la capilla protestante francesa de Smallow Street. Más tarde abrió una escuela en Islington A partir de los diecisiete años Jean Théophile Désaguliers compartió con su padre la dirección de la escuela. A la muerte de éste se retiró de la enseñanza y entró en la universidad de Oxford, donde se graduó en 1.709. En 1.710 entró en las Deacóns Orders, reemplazó al doctor Keill como profesor de filosofía experimental en Hart Helle, marchó a Londres el 3 de marzo de 1.712 y, en julio de 1.714, fue elegido miembro de la Royal Society y tuvo un desempeño fundamental en el desarrollo de la masonería de su época y que perdura hasta nuestros días, como coautor de las llamadas Constituciones de Anderson. Veamos entonces quién era Jean Théophile Désaguliers.

Parece ser que fue iniciado en Londres en una de las 4 logias que formaron la Gran Logia, probablemente en la logia del "El Ganso y la Parrilla" [The Goose and the Gridirron] y luego se pasó a la logia "The Rummer and Grapes" [ El Cubillete y las Uvas]. No hay datos que confirmen si fue V\M\ antes de ser nombrado G\M\ en 1.719.

Los inicios de su carrera estuvieron profundamente marcados por la naturaleza de sus nexos con Isaac Newton, presidente de la Royal Society en ese momento, ya bastante mayor, y por las motivaciones políticas por las cuales atravesaba Inglaterra, animando su voluntad de trabajo. Realizó sus estudios en la Universidad de Oxford donde recibió el primero y segundo título en “Ciencias del Espíritu” y entra a formar parte activa del anglicanismo. Su admisión en la aristocracia de la época le permite consagrar gran parte de su tiempo a las actividades científicas y técnicas. En 1.710, era capellán de James Brydges, futuro tercer Duque de Chandos, y luego de haber obtenido una “beca” o “renta” de William Cooper – Lord High Chancellor – se acerca al familia real y se dedica a tenerla informada de los últimos avances en materia de filosofía natural.

Así comienza su carrera de científico o experimentador volviéndose asistente de John Keill, en la Universidad de Oxford y a quien reemplaza en 1.709 en la función de lector demostrativo.

Instalado en Londres desde enero de 1.713, fue nombrado asesor del Parlamento en lo relacionado con la construcción del Puente de Westminster y capellán del Príncipe de Gales. Además, diseñó e instaló el sistema de ventilación del Parlamento y dedicó mucho de su tiempo a la ingeniería de sistemas de riego. Adquiere rápidamente una solida experiencia y reputación dentro de la Royal Society. La muerte de Francis Hauksbee en abril de 1.713, quien era “curador” de los experimentos y ensayos en el seno de la institución, le abre un cargo, donde Isaac Newton su presidente, desde 1.704, no podía dejar vacante. John Keill le informa entonces de las habilidades y competencia de Jean Théophile Désaguliers, su antiguo estudiante, presentando su candidatura para el cargo en julio de 1.713.

Para ese año, ya J.T. Désaguliers había presentado varios trabajos experimentales, sobre todo los que tenían que ver con la teoría física del rayo de luz y los colores, y que Newton quería ver culminados ante la sociedad científica europea. Es electo entonces “socio” de esta sociedad de sabios en 1.714, lo cual fue un trampolín para afirmar las teorías Newtonianas y la voluntad de la Royal Society de darle un espaldarazo a Newton.

Su elección coincide también con la crisis de sucesión de los Hannover y la posible llegada de Leibniz, y tres días antes del deceso de la reina Ana, fue elegido “fellow” es decir “compañero” para nosotros, en el seno de esta sociedad científica. Esto obliga a J.T. Désaguliers a reafirmar la supremacía newtoniana en lo que se corresponde a la filosofía natural.

Desde 1.714, J.T. Désaguliers retoma los experimentos ante los miembros de la Royal Society, sobre el prisma, los cuales dominaba a la perfección. Newton por su parte los inmortalizó en las publicaciones del número 4 de la revista Optiks lo cual le dio renombre a su colaborador de turno.

J.T. Désaguliers, viaja posteriormente a varios países, entre ellos Francia, dónde en 1.715 se encuentra con Pierre Coste quien le solicita la traducción de la revista Optiks al francés. En reuniones fuera de la Real Sociedad, y casi siempre en su casa, J.T. Désaguliers, ilustraba de la existencia de fuerzas atractivas de la naturaleza, explicando la gravitación y la gravedad como un principio básico y universal inherente a la materia y a la cohesión de las partículas como una “atracción de naturaleza eléctrica”.

Ya en otro plano de su vida, J.T. Désaguliers, se ordena sacerdote anglicano en 1.717, - recordemos que en 1.710 se había ordenado capellán - , y obtiene en 1.718 el título de Doctor en Derecho por la Universidad de Oxford. La formación jurídica, que tuvo que lograr por sus propios medios, junto con sus conocimientos filosóficos sobre la naturaleza de las cosas y los visos políticos dados en su vida, marcan su obra.

Fue el único que recibió la Medalla Copley tres veces: en 1.734: "En consideración a sus experimentos presentados en la Royal Society"; en []1.736: "Por sus experimentos realizados durante el año" y en 1.741: "Por sus experimentos dedicados al descubrimiento de las propiedades de la electricidad" .

J.T. Désaguliers, gracias a sus conocimientos físicos, fue el primer autor que empleó la palabra "conductor", para designar los cuerpos que permiten el paso de la corriente eléctrica, y “aislante” para referirse a los que oponen gran resistencia al paso de dicha corriente.

El proyecto político de J.T. Désaguliers, vino a concretarse bajo la idea del voluntarismo, según la cual el hombre puede encontrar su dignidad en la administración de sus obras terrenales, encaminadas siempre a la búsqueda del conocimiento del Creador. Como jurista lo explica en los argumentos de su obra “El sistema newtoniano del mundo: el mejor modelo del mundo” editado en 1.728 y dedicado al rey Jorge II.

Ya bajo el manto de la alegoría y de la cosmología, proyecta irrefutablemente el modelo gravitacional newtoniano, un orden constitucional de la sociedad civil, aclarado por las leyes de la gravitación de Newton, pero de manera poco diplomática para el momento político ya que denuncia abiertamente sobre las consecuencias en la sociedad de la justicia amañada y la corrupción política. En la segunda parte de su obra, Combria’s Complain recusa los argumentos dados por las autoridades políticas y religiosas, opuestas a la sustitución del calendario gregoriano por el juliano y dirigiéndose a los antitrinitaristas, les previene que la reconciliación de los calendarios no viene a introducir en Inglaterra la doctrina religiosa papal, pero puede contribuir a la esperada paz en Europa.

Bajo este esquema político de J.T. Désaguliers, encuentra una semilla efervescente jurídicamente, y que conoce la vida parlamentaria de la época, y una pertinencia constitucional. Evocando el derecho y los deberes que tienen los “patriotas” de resistirse a las leyes impuestas al bien común o sea a la sociedad, subraya los caracteres legítimos e inalienables de su participación política en la vida de la sociedad como tal.

Es autor del preámbulo de la historia de la confraternidad andersonmasónica, y de los dos primeros artículos de las Obligations des Constitutions d’ Anderson. Desde 1.723, había realizado la concretización de un proyecto constitucional y político. Desde este preámbulo, recuerda que el hombre fue hecho por el Creador responsable de cumplir sus obras terrenales. Establece las premisas del derecho constitucional masónico donde aparece el carácter positivo como innovador. De hecho el viso jurídico de los artículos constitucionales, pretenden una ambición política: el hombre, promocionando a un individuo creador y con derechos, en un espacio social separado del derecho de las Iglesias, y que dispone de una capacidad jurídica de llegar a su propia dignidad por sus obras.

En su obra, De Dios y de la Religión, se define el nexo que une al masón a la ley moral. La naturaleza jurídica de la relación Creador-Maestro relojero, es decir que mide el tiempo, le confiere un carácter de este tipo a la responsabilidad del contratante – es decir el hombre - que se dedica a cumplir esta obra terrenal. Esta responsabilidad le da mayor jerarquía a la obra realizada que a su participación religiosa.

Para J.T. Désaguliers, el hombre tiene la capacidad de comprender los fenómenos físicos de la naturaleza, y de apropiarse de la maestría de su saber que le asegurará los medios de administrar los asuntos terrestres.

Existe una suposición bien difundida según la cual J.T. Désaguliers se interesó en la Masonería porque tenía la intención de poder introducir la idea de tolerancia religiosa a través de la concepción deísta del mundo.

Se puede entender porque fue elegido G\M\ sin haber ocupado anteriormente cargos a nivel de logia. Tres de las 4 logias que se unieron para formar la Gran Logia de Londres estaban compuestas en su mayoría por masones operativos y una minoría de caballeros. Solo una logia estaba compuesta solo por caballeros y eran la mayoría en número. Pero en general, carecían de líderes capaces de dirigir una incipiente Gran Logia.

J.T. Désaguliers llenaba los requisitos de ese líder necesario para dar el empuje que faltaba para el desarrollo de la Gran Logia y de la Masonería de aquel momento, ya que era un líder práctico que se dedicó por un lado a estimular la redacción de una constitución y de un estatuto que permitía el normal desarrollo de la nueva institución. Pero la redacción de la Constitución tendría que ser el resultado de las ideas dominantes de esa época en el campo de la religión y la filosofía.

Junto con el Segundo G\M\, George Payne, elaboraron la idea que en lo sucesivo los dirigentes máximos de la Gran Logia debían ser miembros de nobleza o de la casa real. Las relaciones de J.T. Désaguliers con altos personajes de la alta clase social le permitió iniciar como aprendices a una serie de personajes importantes como el Duque de Montagu, quien fuera G\M\ en 1.721 y así sucesivamente hasta 1.999.

El pensamiento de George Payne y de J.T. Désaguliers era que a través de ese acto, se le daba a la Masonería legitimidad frente a críticas antimasónicas que ya existían anteriores a la formación de la Gran Logia.

J.T Désaguliers fue posteriormente en 1.722, 1.723 y 1.725 el Vice-G\M\ o G\M\Adj\ cargo creado por el Duque de Montagu siendo G\M\. Se le atribuye la introducción de la Mesa Blanca en los banquetes después de las tenidas y La Bendición del Masón. Además, existe la posibilidad que escribió el primer borrador del ritual de tercer grado entre 1.725 y 1.730 pero no hay pruebas fehacientes de ello. Su posición social y cultural contribuyó sin lugar a dudas a atraer a las filas de la Masonería personajes no solo de la nobleza sino también del campo de las ciencias.

No cabe duda de la influencia de J.T. Désaguliers en el contenido final del libro de las Constituciones ya que el borrador de este trabajo fue revisado por una comisión encabezada por él mismo siendo entonces el Vice-G\M\ o G\M\Adj\ , en 1.722.

Désaguliers goza entonces del favor real de la Casa de Hannover. El príncipe de Gales, más tarde Jorge II, y su esposa, la princesa Carolina, asisten regularmente a sus clases. Sin embargo, abandona Inglaterra y recorre los Países Bajos, donde da clases y conferencias que tienen mucho éxito. Allí conocerá al astrónomo Huygens, al anatomista Ruysch y al médico Boerhave, y contará entre sus oyentes al filósofo S’Gravesend. De regreso en Inglaterra, J.T. Désaguliers ayudará a Newton, en sus experiencias y demostraciones, y vulgarizará sus teorías sobre los movimientos de los astros. Su espíritu inventivo le hará imaginar en 1.716 un tipo de chimenea provisto de un dispositivo que le impide humear. En 1.717 publica su obra principal: A System of Experimental Philosophy Proved by Mechanics, as Shown at the Public Lectures, in a Course of Experimental Philosophy, y en 1.728 un poema didáctico sobre el sistema de Newton.

En 1.742 regresa a Francia, bajo el régimen acogedor de Luis XV, a pesar de la guerra de Sucesión de Austria, en que Inglaterra, Holanda y Rusia se oponen a Francia. Tras desembarcar en Burdeos, donde la influencia inglesa se ha mantenido secretamente vivaz desde la guerra de los Cien Años y el gobierno del Príncipe Negro sobre Aquitania, Désaguliers publica una Disertación sobre la electricidad de los cuerpos, pero sobre todo hace contacto con una logia inglesa formada por comerciantes británicos, creada en 1.732 y que será conocida más tarde con el nombre de “Inglesa” N° 204. Vuelto a Inglaterra, murió allí el 29 de febrero de 1744.

Dejó dos hijos:

- Jean-Alexandre Désaguliers, nacido en Londres en 1718;

- Thomas Désaguliers, nacido en 1.725 y muerto en 1.780; acerbamente antifrancés como su padre, será oficial de artillería en el ejército inglés y combatirá sin cesar contra Francia. Participará en la batalla de Fontenoy en 1.745 y en el sitio de Belle-Isle en 1.761, cuando los ingleses se apoderan de ella. Terminará como coronel y caballerizo del rey Jorge III.

El viaje de Jean Théophile Désaguliers a Burdeos tenía un objetivo secreto, político, claro está. La logia inglesa a la que nos hemos referido era en su origen una logia jacobita y estuardista. Y los regimientos que siguieron a Jacobo II a Francia con ocasión de su exilio habían sido integrados en el ejército francés y portaban los nombres de sus coroneles, de acuerdo con la costumbre antigua: Dillon, Walsh, Lally, O’Gilwy, Albany, Drummond, convertidos en Real Escoceses o Guardias Finlandeses. Ahora bien, todos esos regimientos contaban con una logia militar, que agrupaba a los oficiales y a los bajos oficiales.

¿Qué pretendía obtener Désaguliers en 1.742 de sus contactos con la logia de Burdeos, fundada el 27 de abril de 1.732 y que se empezó a llamar en 1.740 logia “La Francesa”, en lugar de “La Inglesa”? ¿Una acción secreta e interna, en el seno de las logias francesas? Es posible, pero ¿cómo esperar eso de ellas? En aquella época resultaba imposible ...

En cambio, la gran personalidad de Jean Théophile Désaguliers, su enorme cultura, permiten considerarle como el verdadero fundador de la Gran Logia de Inglaterra, en lugar de James Anderson, que no pasó de ser su factótum.

Fue sin la menor duda él quien hizo abrir las puertas de las logias a los israelitas hasta entonces, los ritos exclusivamente cristianos de los masones operativos no lo permitían, so pena de inconsecuencia, y los judíos no lo hubiesen querido tampoco, por respeto a sus propias convicciones religiosas.

Así se justifica el aspecto agnóstico de la declaración de las Constituciones de Anderson en cuanto a una religión no precisada:

“Un masón está obligado, por su misma condición, a obedecer la ley moral; y si entiende exactamente el arte, no será nunca un ateo estúpido ni un libertino irreligioso. Pero, si bien en los tiempos antiguos los masones estuvieron obligados, en cada país, a pertenecer a la religión de ese país o de esa nación, cualquiera que fuese, se considera ahora como más a propósito obligarles sólo a la religión en la que todos los hombres están de acuerdo, dejando a cada uno sus opiniones particulares, es decir, de gente de bien y leal, dicho de otro modo, de hombres de honor y de probidad, cualesquiera que sean las denominaciones o creencias que puedan distinguirles” (cf. Constituciones de Anderson, I, Relativas a Dios y la Religión).

He aquí una declaración sobre la que todos los hombres de buen sentido y equilibrados “estarán de acuerdo”. Sin embargo, no parece que la educación dada a sus hijos y su comportamiento ulterior nos permita creer que Désaguliers se conformó totalmente a ella.

Por otro lado tenemos al Reverendo James Anderson de origen escocés, es quizás la figura más renombrada de la Masonería. A los 23 años es consagrado pastor presbiteriano, abandona Aberdeen, Escocia, donde nació y se traslada a Londres donde es nombrado pastor de un número de iglesias presbiterianas no-conformistas emigrando a Londres y arrendó de una capilla presbiteriana en la Calle Swallow hacia 1.709-1.710 en Picadilly. Estas no gozaban de buena estima en Inglaterra.

Hay quienes sostienen que fue iniciado en la Masonería en Londres en 1.721 y un año más tarde fue V\M\ pero sin datos precisos del nombre de la logia. Otros creen que se inició en su ciudad natal, Aberdeen en la logia de su tío, y donde su padre fue Secretario, y también fue el Maestro de la misma durante los años posteriores a 1.690 y en 1.719 todavía sirvió como Maestro de Llaves (keymaster) de la institución.

A pesar de que ser el Maestro de Llaves puede parecer poca cosa a primera vista, su función no carecía de cierta importancia. Los Estatutos de la logia de Aberdeen dicen que el libro “tiene que permanecer cerrado en su Caja, exceptuando los casos en que habría de ser trasladado al lugar indicado donde se recibiera un Aprendiz Entrado y donde ordenamos a todos nuestros sucesores venideros en el Oficio del Masón; hay que tener un cuidado especial con este libro; no puede dejarse, ni ser retenido por ningún escriba, ni tampoco dejarle tomar notas en él, a no ser que tres Maestros de Llaves estén presentes”.

Se educó en el Marischal College en la misma ciudad de Aberdeen, Escocia y durante los cuatro años siguientes de graduarse como Maestro de Artesen 1.698 estudió teología. Según algunas fuentes, al completar sus estudios en 1.702, Anderson trabajó como capellán en el hogar de un noble, Earl of Buchan. De este último no tenemos ningún dato que nos lo permita vincular con la masonería, aunque sí sabemos que sus hijos fueron masones. En 1.707, Anderson apareció en Londres, donde se casó con una viuda inglesa, Rebecca, que poseía algún capital, y ocupó el cargo de pastor presbiteriano, según se deduce de sus prédicas a la congregación de Glasshouse en 1.709.

La pareja tenía dos hijos y aparentemente, en el periodo entre 1.717 y 1.720 perdió gran parte de su capital debido a la burbuja especulativa. No fue muy bueno en los negocios, ya que invirtió en 1.720 en empresa denominada “La Compañía de los Mares del Sur” en la cual se va a la bancarrota y por las deudas contraídas cae preso. Se convierte en “polígrafo” lo cual le permite ganarse la vida.

Algunos autores afirman que la pobreza que se avecinaba fue la causa de que Anderson personalmente se propusiera para redactar las Constituciones. Sin embargo, no existe evidencia alguna de ello. Por otro lado, sabemos que él era versado en el tema de las antigüedades y compilaba genealogías para los nobles. Este último oficio lo tuvo ocupado hasta sus últimos días.

En definitiva, poco se sabe de su trayectoria masónica; inclusive no hay información alguna respecto al cargo que desempeño en la Gran Logia porque en muchos casos los datos son contradictorios.

Su notoriedad proviene de haber escrito su libro famoso "Constituciones" que incluía los primeros reglamentos de la Masonería ­ “Charges of a Freemason”. El verdadera nombre bajo el cual se realizó el primer escrito de estas constituciones en 1.723 es: “The Constitutions of the Free-Masons. Containing the History, Charges, Regulations &c., of the Most Ancient and Rigth Worshipful Fraternity. Fort the Use of the Lodges”.

La autorización para escribir el libro le fue otorgada por la primera Gran Logia de Londres el 29 de septiembre de 1.721 por el Gran Maestro de la Gran Logia de Londres (Primera Gran Logia de la francmasonería moderna), el duque de Montagu, quien le ordenó "digerir las viejas constituciones góticas en un nuevo y mejor método" lo que lo obligó a compenetrarse en el estudio de las Antiguas Constituciones Góticas [Old Gothic Constitutions] y que son conocidas en nuestros días con el nombre de “Old Charges” y la primera modificación se hizo en 1.738.

Aunque no se encontró testimonio alguno tácito, que existió una amistad entre él y Désaguliers anterior a su iniciación supongo que no se le hubiera otorgado tal responsabilidad si no se supiera que poseía las cualidades apropiadas para comenzar un trabajo de tal envergadura y finalizarlo con éxito. Se puede deducir también que fue una labor de grupo y que Anderson por ser su líder firmó solo con su nombre el producto final.

De cualquier manera, detrás de Anderson estaba J.T. Désaguliers quien un año antes había sido G\M\ y que según a mi entender era el "ideólogo" ­ en el sentido de sus propias ideas y pensamiento ­ de los fundamentos filosóficos y la estructura organizacional de la Gran Logia. Según el propio comentario de Anderson, el entonces G\M\ , el Duque de Montagu y sus colegas, entre ellos Désaguliers, le entregaron una colección de constituciones antiguas, de más de 500 años, del oeste de Inglaterra. Estos documentos eran los escritos a mano de Cooke [Cooke Manuscripts] .

En la reunión anual de fines de 1.722 se informó que el manuscrito del libro de Anderson fue aprobado para su impresión por Phillip el Duque de Wharton, el nuevo G\M\ y en 1.723 fue publicada su primera edición y la segunda, mucho más amplia, en 1.738 tal como se dijo anteriormente.

¿Qué pasó entonces entre los años de ambas ediciones? Se echaron las bases de la Masonería que en gran medida rigen hasta nuestros días, tal como J. T. Désaguliers lo había ideado? Anderson como participante activo (?) podía relatarnos los hechos más importantes acaecidos en los primeros 15 años de la Gran Logia de Inglaterra y de la Masonería en general. Por ejemplo, Anderson testimonia acontecimientos masónicos, en particular las reuniones de la Gran Logia , y entre otras detalla decisiones de esta como sigue: “En 1.720 se decidió que habrá una bendición por la salud del S:.G:.M:. y también que los dos Grandes Vigilantes serian elegidos personalmente por el S:.G:.M:. mientras que anteriormente fueron elegidos por votación de la Cámara del Medio [1721].”

Los libros de Anderson son la única fuente de lo acontecido en los primeros pasos del desarrollo de la Gran Logia pero por el otro lado son base de críticas y discusiones muy serias. Tristemente se lee en uno de sus escritos lo siguiente: “…unos HH\ llenos de escrúpulos, quemaron muy precipitadamente varios manuscritos de valor concerniente a la Fraternidad, las Logias, Reglamentos, Obligaciones, Secretos y Usos y Costumbres, con la finalidad de que estos papeles no cayesen en manos profanas…”. Lo anterior indica que se pudieron haber quemado las bases de sus propios escritos, es decir de la misma Constitución, ya que anteriormente, hacía ya 500 años atrás, existían documentos de logias establecidas con sus propios reglamentos y leyes, pudiéndose quemar también las verdaderas Constituciones, para que nadie en un futuro pudiese comparar entre las dos y evaluar su trabajo.

Recordemos que en 1.718, el G\M\ Georges Payne había mandado a “recoger” y buscar las viejas Constituciones Góticas, los Archivos, los Libros de la Logias, de las logias de los masones operativos, en toda Inglaterra y Escocia y más allá de los mares, es decir de Irlanda también.

Existe una reseña biográfica de James Anderson, que podría explicar lo dicho por él en cuanto a la quema de los documentos que se habían traído y que le sirvieron de base para su proyecto.

Según algunas fuentes, James Anderson habría recibido alguna instrucción masónica en una Logia escocesa y se habría desempeñado como “Brother of Jakim” (capellán) en una Logia Operativa. Como ministro de la Iglesia Presbiteriana Escocesa oficiaba en la iglesia situada en Swallow Street y Regent Street de Londres, tal como se dijo anteriormente, en los días en que comienza a ser conocido en el ambiente masónico.

Anteriormente a esto, la construcción de la catedral de San Pablo fue comenzada en 1.675 con piedras acarreadas desde la localidad de Portland y la construcción del edificio estaba a cargo de la Logia “St. Paul”, fundada ese mismo año, y que pertenecía a la División de Franc-Masones Operativos de la ciudad de Londres cuyo lugar de reunión para las Tenidas era la conocida Taberna “The Goose and the Gridiron“ situada en St. Paul ‘s Church Yard.

Desde el 1ro. de Enero de 1.710, James Anderson se desempeñaba como “Brother of Jakim” (capellán) de dicha Logia “St. Paul”. Las Actas y Registros de la Logia “St.Paul” indican que en el año 1.714 Anderson, por su propia autoridad, comenzó a introducir innovaciones en las Reglas tales como admitir candidatos sin que hubiesen servido los siete años de Aprendizaje obligatorio.

Los miembros Operativos de dicha Logia que se reunía en “The Goose and the Gridiron ” no aprobaban, de ninguna manera, esta conducta. por lo que lo expulsaron en Septiembre de 1.715. Sin embargo, una año antes, en Septiembre de 1.714 había recibido (a no “iniciados”...) , al precio de 5 guineas “per capita”, a siete candidatos fuera de las reglas tradicionales.

Ellos eran :

- George Payne, futuro “Gran Maestre” especulativo (1.720)

- El Rev. Jean Théophile Désaguliers

- Johnson, un doctor que cobraba los honorarios de los exámenes médicos de los Aprendices .

- Stuart, un abogado que se encargaba de redactar contratos.

- Anthony Sayer, que trabajaba en la Oficina de Planos a las órdenes de Sir Christopher Wren , Primer Gran Maestro Masón (Salomón) de la División Londres de la Worshipful Society of Free-Masons, Rough-Masons, Wallers, Slaters, Paviors, Plaisterers and Bricklayers.

- Entick, un gentilhombre cuyo nombre está marcado con la partícula “nil” en el Libro de Actas.

- El Duque de Montagu, quien luego se unió al Oficio Operativo para poder diseñar edificios. Gran Maestre especulativo en 1.721.

Anderson tenía así su propia logia, con esos siete personajes promovidos al grado de masones no operativos. Se demuestra que nos hallamos en presencia de un plan maduramente meditado y llevado a término, porque cuando se constituyó la Gran Logia de Londres, tres de ellos se sucedieron como Grandes Maestres y J.T. Désaguliers se convirtió en Diputado Gran Maestre, es decir, en Gran Maestre adjunto. Será él quien redacte y firme la dedicatoria de las Constituciones: “A su Gracia el duque de Montagu”, por orden de Su Gracia el Duque de Wharton, sucesor de éste.

Estas maniobras subterráneas no permanecieron mucho tiempo ignoradas por las autoridades masónicas oficiales. En septiembre de 1.715 algunos masones operativos a quienes Anderson y sus amigos se habían negado a comunicar las palabras de pase que les permitiesen participar en los trabajos de su logia, que tenían lugar en la Taberna de la Oca y la Parrilla (The Goose and The Gridiron) los miércoles por la noche, avisaron a la formación operativa de la ciudad de Londres. Ésta declaró como actos ilegales los de James Anderson y a sus siete seudo-iniciados. Los ocho compadres se apresuraron a constituir una logia nueva, a la que llamaron la “Lodge of Antiquity” y en el seno de la cual formaron otras logias, que se extendieron por otros barrios de Londres.

Dentro de la Masonería Especulativa se ignora que, al igual que el médico de la Logia, un “Brother of Jakim“ no era un iniciado masón, no había servido los siete años de Aprendizaje y no había recibido ningún grado masónico de los siete que componen el Sistema Operativo.

Como miembro “aceptado” de la Logia y para desempeñar su oficio de capellán de una Logia Operativa, un “Brother of Jakim” solamente debía estar presente en cierta parte de las ceremonias y prestar juramento de no revelar lo que pudiese llegar a conocer de las mismas. El texto de dicho juramento fue aprobado en la gran Asamblea Masónica llevada a cabo en Wakefield en 1.663. La ceremonia Operativa de consagración de un nuevo “Brother of Jakim“, aunque pueda parecer extraño, no podía ser llevada a cabo por un Maestro Masón del VII y último grado del Sistema Operativo. Un “Brother of Jakim” sólo podía ser consagrado por un “Brother of Jakim” anterior quien le comunicaba al nuevo capellán asistente ciertos secretos que eran desconocidos aún para los Maestros Masones del VII Grado. El nuevo “Brother of Jakim” elegido era luego seleccionado por los tres Grandes Maestros Masones y durante una pequeña parte de la ceremonia ambos capellanes, el nuevo y el viejo, se retiraban y este último iniciaba al primero en una ceremonia particular perpetuada desde los tiempos en que Moisés consagrara como sacerdotes a Aaron y sus hijos (Exodo, XXVII y XXIX, 4-9). Esta ceremonia, luego, se extinguió.

Para que quede absoluta y definitivamente claro debe reiterarse que James Anderson no era un iniciado en la Masonería y mucho menos un Maestro Masón y por lo tanto no se encontraba en posesión legítima y regular de los auténticos secretos operativos de la Maestría tales, ni tampoco de ninguno de los muchos otros secretos de la Masonería Operativa.

En la época en que estos hechos ocurrían, estaban a cargo de la London Division de la Worshipful Society of Free-Masons sir Christopher Wren a cargo del Primer Trono (Salomón) y Thomas Strong a cargo del Segundo Trono (Hiram de Tiro) quienes, según palabras textuales de los Operativos, “quicked out” (patearon) fuera de la antigua Honorable Sociedad al pastor Anderson y sus siete “gentlemen”...

James Anderson y sus neo-masones formaron una nueva Logia, cismática ante la Masonería Operativa, a la que denominaron “Lodge of Antiquity” como lo dije anteriormente pero luego crearon otras Logias semejantes. En 1.716, el “learned doctor” James Anderson y sus amigos, sintiéndose “neglected“ (olvidados o despreciados), aunque, en realidad, sencillamente habían sido expulsados por sus recepciones irregulares e inconducta, decidieron “cimentarse bajo un Gran Maestro...“ (cargo inexistente en la Masonería Operativa). Intervino entonces un antiguo masón auténtico, cuyo nombre hemos citado ya y que quitaría a Anderson y a sus cómplices involuntarios (deberíamos decir estafados) su regularidad usurpada. Se trataba de sir Christopher Wren.

Esta organización cismática llevaba consigo las inevitables marcas de la desviación y la inversión tales como, por ejemplo, el orden de la Apertura y Cierre de los Trabajos, el orden de las Palabras Sagradas del Primer y Segundo Grado (B en lugar de la J), los puestos de los Tres Grandes Maestros y de los dos Guardianes en la Logia, el orden de las Joyas distintivas del Primer y Segundo Guardianes, etc.

De esta manera se constituyó, en 1.717, la Neo-masonería representada por la Gran Logia de Inglaterra. En el Libro de las Constituciones, edición de 1.723, Anderson informaba textualmente que habían comparado y reducido los “inmemorial usages of the Fraternity and digested them into this new method” (usos inmemoriales de la Fraternidad y los había digerido en este nuevo método).

Estas afirmaciones Anderson plantean varias preguntas :

1) ¿Cómo eran esos usos inmemoriales antes que el “learned doctor“ los hubiese “digerido“?

2) ¿Cómo los obtuvo James Anderson?

3) ¿Por qué los alteró?

4) ¿Cuál fue el resultado de su “digestión” y de su “nuevo método”?

A la primera pregunta se debe responder que dichos usos inmemoriales se perpetúan hasta hoy en las Logias Operativas existentes en diversas partes del mundo y en ciertas Órdenes de Caballería masónica con filiación operativa.

A la segunda pregunta se debe responder que Anderson obtuvo ciertas informaciones de las ceremonias operativas por su participación en algunas partes de las mismas cuando se desempeñaba como capellán de una Logia Operativa.

Anderson alteró los usos inmemoriales (sólo los que él conocía) porque, en el fondo, despreciaba lo que él denominaba “las Constituciones Góticas” y su oportunismo político-religioso lo llevó a separarse de las antiguas Logias Operativas, de raigambre jacobita, creando una Neo-masonería especular aliada a la dinastía protestante y usurpadora de los Hannover- Brunswick- Orange.

El resultado de su “digestion“ fue la constitución de la exitosa Masonería Especulativa, establecida según el “nuevo método”, el cual paradójicamente llevó a la pérdida del método de realización espiritual de la Masonería de Occidente y a la fracasada tentativa de la Masonería Operativa Turca (musulmana), en las primeras décadas del siglo XX, de restaurar dicho método de realización.

En definitiva, el resultado de la conducta irregular de James Anderson & Co. fue la aparición de una caricatura de la auténtica Masonería Operativa a la que los Masones antiguos denominaban despreciativamente “Andersonry“ para indicar la desviación operada en contra de los Usos Antiguos. A partir de ese momento, los Masones Operativos se negaron a iniciar a toda persona que llevase el apellido “Anderson“ como marca de su execración ...

Lo anteriormente expuesto nos narra una historia algo fuera de lo común pero bien fundamentada en los personajes que la hacen.

La mayoría de los investigadores separan entre los estatutos de Anderson y su descripción histórica que se adjunta a aquellos. Así lo hicieron los escoceses y los irlandeses que aceptaron los estatutos pero ignoraron por completo la descripción histórica.

En 1.910 James Anderson es descrito como "un ser lleno de imaginación, fantasía y no-histórico". Por otro parte se dice de él que "era colega y asistente fijo de Jean Théophile Désaguliers”.

Solo a comienzos del siglo XX Anderson "salió a luz" después de muchos años de mantenerlo en la penumbra y se convirtió en una figura central en las reuniones donde se trato de las bases de la Gran Logia y de la configuración de sus leyes y estatutos.

La primera edición de su libro ocasionó serios y tumultuosos debates y críticas en su contra (Anderson) hasta tal punto que dejo de asistir y participar en actividades masónicas por 7 años. Este hecho explica en cierta medida la gran distancia entre las dos ediciones de las Constituciones.

James Anderson falleció el 25 de mayo de 1.739, un año después de haber completado la segunda edición de su libro. El diario Daily Post describe así su entierro: " Anderson fue enterrado con todos los honores masónicos. A su entierro asistieron muchos HH:. y entre ellos Désaguliers. Después que la sepultura fue cubierta se congregaron a su alrededor en una cadena fraternal. No hubo discursos en honor del difunto. Los HH:. se despidieron del difunto levantando la mano, dando un suspiro y tres palmadas sobre sus delantales" . Otros dicen que solo 12 personas asistieron a su entierro. Número mágico? Místico? Esotérico?

QQ\HH\ esta fue solo una aproximación a lo sucedido como base de nuestros orígenes, sus autores, a quienes les debemos la inmensa alegría y honor que debemos corresponder, por haber tomado esta ruta en el pasar de la vida. La masonería como tal necesita de todos sus miembros, sobre todo cuando exista en el mundo alguna verdad que descubrir.

Recopilado y Editado por:

René A. Thomas R.
Maest.·.Mas.·.
Resp.·.Log.·.Sol de Curpa Nº 112.
Or.·.Acarigua


B I B L I O G R A F I A C O N S U L T A D A
  • BONGARD, Roger.- Manuel Maçonnique du Rite Ancien et Accepté. Editions Dervy. 2.004.
  • DACHEZ, Roger.- Histoire de la Francmaçonnerie Française. 5ta Edición. Presses Universitaires de France. 2011.
  • ENCYCLOPEDIE DE LA FRANC-MACONNERIE. Editions Le Livre de Poche. La Pochothèque. 2.008.
  • JACQ, Christian.- La Francmaçonnerie. Voyage dans l’histoire…..initiatique. Editions J’ai Lu. Série Aventure Secrète. 1.998.
  • RICHARD, Roger.- Dictionnaire Maçonnique. Editions Dervy. 2.002.

[1] René Descartes: [] Nació en La Haye, Turena francesa, 31 de marzo de 1596 – Murió en Estocolmo, Suecia, 11 de febrero de 1650, también llamado Renatus Cartesius, fue un filósofo, matemático y físicofrancés, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, así como uno de los nombres más destacados de la revolución científica. También conocido como Cartesius, que era la forma latinizada en la cual escribía su nombre, nombre del que deriva la palabra cartesiano, formuló el célebre principio cogito ergo sum ("pienso, luego existo"), elemento esencial del racionalismo occidental. Escribió una parte de sus obras en latín, que era la lengua internacional del conocimiento y la otra en francés. En física está considerado como el creador del mecanicismo, y en matemática, de la geometría analítica. Se lo asocia con los ejes cartesianos en geometría, con la iatromecánica y la fisiología mecanicista en medicina, con el principio de inercia en física, con el dualismo filosófico mente/cuerpo y el dualismo metafísico materia/espíritu

[2] Isaac Newton nace el 25 de diciembre de 1642JU20 de marzo de 1727JU; 4 de enero de 1643GR31 de marzo de 1727GR fue un físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimista y matemáticoinglés, autor de los Philosophiae naturalis principia mathematica, más conocidos como los Principia, donde describió la ley de la gravitación universal y estableció las bases de la mecánica clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en su obra Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático. Newton comparte con Leibniz el crédito por el desarrollo del cálculo integral y diferencial, que utilizó para formular sus leyes de la física. También contribuyó en otras áreas de la matemática, desarrollando el teorema del binomio y las fórmulas de Newton-Cotes.

[3] El edicto de Nantes, firmado el 13 de abril de 1598 por el rey Enrique IV de Francia, fue un decreto que autorizaba la libertad de culto y de todos los demás, con ciertos límites, a los protestantes calvinistas.[1] La promulgación de este edicto puso fin a las Guerras de Religión que convulsionaron a Francia durante el siglo XVI y cuyo punto culminante fue la Matanza de San Bartolomé de 1572. Enrique IV, también protestante, se había convertido al catolicismo para poder acceder al trono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada