sábado, 16 de noviembre de 2013

Historia y Tradición...PATRIA


 
Proviene del latín patria, familia o clan - patris, tierra paterna, pater, padre; suele designar la tierra natal o adoptiva, a la que un individuo se siente ligado por vínculos de diversas índole, como afectivos, culturales o históricos, o lugar donde se nace. También se denomina Patria a la tierra natal de los padres de una persona, a la cual se siente ligado afectivamente sin necesariamente haber nacido en ella. El significado suele estar unido a apreciaciones políticas, sentimentales o ideológicas, por ello es objeto de diversas interpretaciones. 
 
Por primera vez en Venezuela se usa el término “PATRIA” en los informes presentados al Gobernador por varios caballeros tocuyanos, en la justificación de la marcha de la muchedumbre relacionada con el Alzamiento de El Tocuyo el 11 de mayo de 1744 que en realidad estaba dirigido contra la Compañía Guipuzcoana, se expresaba que: “La defensa de la religión católica, el servicio al rey y la defensa de la propia Patria”. Uno de los protomártires de nuestra independencia Manuel Gual, compañero de ideales, lucha y sacrificio de José María España, desterrado en Trinidad al ser debelado su movimiento el julio de 1797, envió una carta a Francisco “Libertad” Miranda que se expresa por si sola: “Si por mal que le han pagado a Usted los hombres, si por amor a la lectura y a una vida privada, como anunciaba Usted en un diario, no ha renunciado a ser el salvador de su Patria”. El Juramento lanzado a los cuatro vientos el 15 de agosto de 1805 en Monte Sacro, nuestro futuro Libertador, en presencia de su maestro Simón Rodríguez y su primo Fernando Rodríguez del Toro, exclama: "Juro delante de usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor, y juro por la patria, que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español".

“Para nosotros la Patria es la América”. Carta de Bolívar a Urdaneta- Pamplona 12-XI-1814. Nuestro eximio caraqueño, el hombre que lleva prendido en el alma el gran ideal de Patria; en muchas oportunidades menciona esa sagrada palabra, con su mensaje aleccionador y futurista. El general Antonio José de Sucre, “El caballero de la historia” y el “prócer más puro de la independencia americana, expresó: “Sólo es patriota, quien no mancha con su mal comportamiento, el honor del país a que pertenece”.

El prócer irlandés James Roock, herido de gravedad en el combate de Pantano de Vargas, el 25 de julio de 1819, en momentos de amputarle el brazo derecho, levantó el izquierdo y exclamó ¡Viva la Patria! El cirujano le preguntó ¿Cuál Patria? Y contestó, la que me ha de dar sepultura. El presbítero Carlos Borges (1868-1932), nos deja un axioma digno de mencionar: “La Patria es todo lo grande y lo pequeño, lo que pasa y lo que perdura, lo que sonríe y lo que llora, las realidades y los sueños, toda la alegría y todo el dolor de la vida. La Patria es el pecho de la madre que nos alimenta, y el brazo del padre que nos sostiene y que nos guía y la cabeza blanca del abuelo que se inclina sobre nuestra inocencia y la diestra del sacerdote que nos bendice y la palabra del maestro que nos siembre de luz el pensamiento”. 
 
Andrés Eloy Blanco, “el poeta del pueblo”, en su poema Angostura nos indica que: “Y cuando subió la escalera, hacia la cumbre del Congreso y cuando volvió hacia la playa con la República en el pecho, ¿qué fue, Orinoco, aquella luz que te encrespó los músculos y te erizó los nervios y sacudió tus hondas fibras desde la planta de Maipures hasta el puño de Macareo? ¿No era la Patria acaso? ¿No era la Patria misma? La Patria secular que te nació en tu seno y vivirá en los siglos, eterna como el Mundo, porque si un día se nos muere te devolverás del Océano”. Esta es una tierra bendita y fecunda, que espera de sus hijos un pedestal más alto para su gloria. La Patria, no es sólo un mirar hacia el pasado para extasiarnos en su significado, también es un presente con todas sus dimensiones de angustia y de lucha, es una unidad porque es el alma nacional. La Patria Inspira al heroísmo, al sacrificio y a la abnegación, motiva a los poetas épicos enaltecer cantos de victoria. “Mis últimos votos son por la felicidad de la Patria”

Última Proclama del Libertador- Santa Marta 10-XII-1830.
  
 
Eumenes Fuguet Borregales
E.·. V.·. M.·. 2002
de la R.·. L.·. Sol de América Nº 37
-----------------------
General de Brigada.
Miembro de Número de la Academia de la Historia del Edo. Carabobo.
Miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Director de la Revista Internacional Historia y Tradición.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada