viernes, 21 de marzo de 2014

Hablando de...La Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela y el Bicentenario de la Primera Batalla de Carabobo (1.814)





La Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela, adelanta desde ya una gran agenda conmemorativa a los 200 años de la Primera batalla de Carabobo (1814) 

fue una batalla de la Guerra de Independencia de Venezuela, en la que las fuerzas de la Segunda República al mando de Simón Bolívar derrotaron a las fuerzas españolas al mando del Mariscal de campo Juan Manuel de Cajigal y Martínez


Tras el éxito de la campaña de reconquista de Domingo de Monteverde con la toma de Caracas él 29 de julio de 1812 el gobierno colonial se restableció en Venezuela. Monteverde planeaba lanzar una ofensiva contra las Provincias Unidas de la Nueva Granada, sin embargo, antes de poder actuar dos coroneles rebeldes exiliados se le adelantaron a inicios del año siguiente. Simón Bolívar inicio su Campaña Admirable en el Occidente mientras que Santiago Mariño desembarco en el Oriente con exiliados de Isla Trinidad.


Ante la desesperada situación Monteverde intento reconquistar Maturín ya que las provincias de Guayana, Nueva Barcelona y Cumaná habían caído en manos de Mariño rápidamente, pero fracaso en repetidas ocasiones. Cuando intento detener a Bolívar en el oeste fue mutilado en batalla y forzado a refugiarse en Puerto Cabello donde Cajigal lo relevo del mando. Los realistas quedaron reducidos a sus posiciones en el valle del río Orinoco, Apure y la provincia de Coro tras la toma de Caracas por Bolívar, el 6 de agosto de 1813. Afortunadamente para ellos la llegada del brigadier José Ceballos con 5.000 soldados peninsulares les permitió resistir para volver a la ofensiva


En febrero de 1814 las principales amenazas para la Segunda República de Venezuela eran los ejércitos de José Tomás Boves en los Llanos (8.000 hombres), José Ceballos en el oeste (4.000) y Juan Manuel De Cajigal (3.000) quienes habían reorganizado sus fuerzas tras la Campaña Admirable y empezaban sus ofensivas. Además el coronel Francisco Rosete (bajo las órdenes de Boves) actuaba salvajemente en los Valles del Tuy. Ante este peligro Santiago Mariño finalmente se animó a auxiliar a Bolívar pero ya era tarde para contener a todos sus enemigos.


El 23 de marzo el ejército patriota de Occidente y su par de Oriente al mando de Bolívar y Mariño respectivamente se unieron en Los Pilones, en el actual Estado Guárico, con el fin de sumar fuerzas contra los realistas, sin embargo, su mando permaneció dividido lo que habría de ser decisivo en el futuro. La mayoría de las tropas de Bolívar venían de las regiones andinas del oeste y las de Mariño eran de la costa oriental. Cuando en las tropas de Mariño empezaron a producirse un gran número de deserciones tras la batalla de Bocachica (31 de marzo) Bolívar se lo recriminó a pesar de que lo mismo pasaba en sus propias filas y habían además espías realistas en sus unidades. Esto solo contribuyo a aumentar la tensión entre ambos comandantes.


El ejército español tras haber partido de Coro se detuvo el 16 de mayo en Guataparo, a tan solo siete kilómetros de la ciudad de Valencia, en cuyas cercanías estaba el ejército de Ceballos. De Cajigal asumió una posición defensiva, pues deseaba abstenerse de atacar hasta que Boves hubiese penetrado a los valles de Aragua. Bolívar salió de Valencia el 16 de mayo con cuatro divisiones y al día siguiente encontró a  De Cajigal desplegado en orden de combate en Tocuyito, los patriotas atacaron a la vanguardia enemiga pero Cajigal evitó el combate y se retiró vía San Carlos para dar auxilio al derrotado ejército de Ceballos en su intento de tomar Valencia. Salomón y otros comandantes locales que lo reconocieron como nuevo Capitán General de Venezuela y comandante del ejército realista. Bolívar retrocedió hasta Valencia donde tenía una mejor posición estratégica el día 18. 


Cajigal volvió a avanzar hacia Valencia llegando a las afueras de la ciudad el 20 de mayo pero al ver la cercanía de las fuerzas patriotas retrocedió y tomo posiciones en la sabana de Carabobo. Ante esto las fuerzas patriotas avanzan saliendo de sus posiciones a la sabana el día 25 Bolívar salió el 26 de ese mes con cinco divisiones y con toda la caballería que había en la ciudad. El 28 de mayo ambos ejércitos tomaron posiciones en la sabana listos para la batalla. 


El combate comenzó a la una de la tarde cuando la división de Rafael Urdaneta abrió fuego contra el enemigo intentando flanquear a los realistas por la derecha, pero esto era un truco, ya que distrajo a Cajigal del principal ataque que se dio por el otro flanco y el centro con el avance de José Francisco Bermúdez, Juan Manuel Valdés y Florencio Palacios.


Por cerca de una hora las posiciones realistas resisten dándose feroces combates y un nutrido fuego cruzado hasta que su centro empieza a ceder, el Mariscal Cajigal envía entonces a sus mejores tropas, los Carabineros de Granada a proteger dicha posición. En respuesta a esto Bolívar ordena a Santiago Herrera que la caballería de José Gregorio Monagas, Juan Joséfo Rondón y Lucas Carvajal ataque a los carabineros granadinos mientras la artillería patriota de Diego Jalón se dedica a bombardear la posición del Estado Mayor realista forzándolo a cambiar de lugar varias veces, impidiéndole reaccionar.


Los lanceros patriotas atacan de frente a los carabineros a caballo que tras un terrible combate empiezan a retroceder, arrastrando con ello a la infantería realista que rompe filas y huye en medio del pánico. 


A las seis de la tarde la batalla termina y Cajigal intenta organizar una retirada ordenada, cosa que le es impedido por la caballería republicana que ataca a su comitiva desde todos lados. El mariscal y su Estado Mayor apenas logran escapar con unos pocos hombres


Tras su derrota Ceballos huyo al norte y De Cajigal escapo a Apure pero este último le otorgo amplios poderes a Boves para que este continuara su campaña, sin embargo, aquel opto por retirarse a los Llanos a conseguir refuerzos y apertrechar a sus tropas. La batalla pudo ser decisiva para la independencia venezolana pero Bolívar en vez de avanzar contra el Guárico para acabar con la rebelión de los llaneros con todo su ejército, optó por dividirlo: encargó al general Rafael Urdaneta con 700 infantes marchar al Occidente, a una división de 400 infantes y 700 jinetes ir tras Cajigal y Ceballos para impedir que pudieran apoyar a Boves, él mismo decidió ir hacia Valencia y José Félix Ribas fue enviado por refuerzos a Caracas y acantonó en Aragua a Santiago Mariño con 3.000 hombres Este acampó en Villa de Cura, desde donde podía atacar los Llanos, bastión realista. Mientras José Tomás Boves partió con un poderoso ejército desde Calabozo en una campaña que terminaría en la Segunda Batalla de La Puerta.



José Rafael Otazo M.
------------------------
Profesor Universitario

Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.

Miembro de La Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica.
Director de la Publicación Internacional, "Ni vestido ni desnudo"


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada