viernes, 6 de diciembre de 2013

LOS OLD CHARGES Recopilado y Editado por: René A. Thomas R. Maest.·.Mas.·.




Recopilado y Editado  por:

René A. Thomas R.

Maest.·.Mas.·.



Las leyes no proclaman la Regularidad, sino al contrario,

Es la Regularidad la que sustenta la Legalidad de los Actos

Y de las Organizaciones Masónicas Universales.



En el presente papel abordaremos el tema de los  Old Charges, pudiendo traducirse como los  Antiguos Usos y Costumbres o Antiguos Deberes por así decirles.

Los Antiguos Usos y Costumbres o Antiguos Deberes permanecen como lecturas historiográficas de un pasado común, sin llegar a ser leyes como tales.

Tal  como lo redacta Rodolfo Montilla Jácome, Director de la Academia de Estudios Masónicos de la Gr.·.Log.·. de Los Andes de Barranquilla, Colombia, la costumbre en el derecho en general juegan un importante papel, en la medida en que ella expresa aquellas normas o pautas que se han venido formando como resultado de la práctica cuotidiana en alguna actividad específica, terminando por ser verdaderas reglas vigentes y aceptadas por una determinada comunidad, que todos los días las aplica y las observa.

Tienen además la virtud de ser producto directo de la comunidad, ajustados a sus necesidades y acordes en un todo con su cultura. Dentro de la Masonería también hablamos de los denominados Usos y Costumbres de la Orden, como aquella normativa que contiene reglas de procedimiento y gobierno, algunas de ellas provenientes de la masonería operativa que sin tener la fundamentalidad  señalada de los Landmarks o Antiguos Límites, si ha venido siendo reconocida por la práctica universal a través del tiempo, y que por lo mismo se han venido trasmitiendo en forma reiterada, en constituciones, estatutos, reglamentos e incluso en forma oral.

No cabe duda, que así como en el derecho en general, se habla y se reconoce la costumbre, y se le distingue obviamente de los principios generales de derecho, lo mismo ocurre en la Institución Masónica, cuya jurisprudencia tiene perfectamente claro el asunto; recuérdese para el caso lo dispuesto por la Gran Logia Unida de Inglaterra en sus principios básicos para el reconocimiento, que datan de 1.929, en los que en forma expresa distingue entre los Antiguos Límites y las Costumbres y Usos de la Orden. (That the principles of the Ancient Landmarks, and usages of the craft shall be strictly observed.) Que los principios de los Antiguos Límites, costumbre y usos de la Orden serán estrictamente observados.

Los Antiguos Usos y Costumbres masónicas constituyen entonces reglas no escritas, que a diferencia de los Landmarks o Antiguos Límites, no son esenciales o fundamentales, porque si lo fueran serían principios generales, no son preexistentes, porque surgen por la práctica reiterada de las comunidades, son subordinados, no subordinantes, porque solo se aplican supletoriamente, no son universales por ser producto de prácticas locales y obviamente no son inmutables, por que al no ser esenciales su cambio o no aplicación, no desnaturalizan la institución como tal. Hemos señalado como una característica relevante de la costumbre su carácter supletorio, en cuanto está llamada a llenar los vacíos de la ley escrita, pero no puede aplicarse en perjuicio de ésta ni de los principios generales o Landmarks.

Los llamados "Antiguos Cargos" o "Antiguos Deberes" (Old Charges) están compuestos por el material historiográfico que ha sobrevivido hasta nuestros días y consta  de alrededor de ciento veinte documentos manuscritos, referidos a normas y reglamentos que gobernaban el arte y la ciencia de la construcción antes del surgimiento del sindicalismo moderno.

Dichos documentos están datados desde casi trescientos años a seiscientos años atrás. El más antiguo conocido es el denominado "Regius" o “Manuscrito Regius”  y según los expertos fue redactado hacia el 1.390 CIRCA. Se trata de un extenso poema, de una rima arcaica denominada "doggerel verse", que se encuentra en el British Museum.

El segundo en antigüedad es el llamado "Cooke" o “Manuscrito de Cooke”, también propiedad del British Museum, datado hacia 1.425 CIRCA.

El tercero en este orden es el "Grand Lodge"  Nº 1  o “El Manuscrito de la Grand Lodge Nº1”  que pertenece a la Biblioteca de la Gran Logia Unida de Inglaterra y está datado en el 1.583. Muchos de estos "Antiguos Deberes" fueron escritos durante el siglo XVII y las primeras décadas del siglo XVIII, encontrándose en poder de Grandes Logias o en colecciones privadas, catalogadas por familias que los poseen tal como el Dr. Wilhem Begumann los agrupara en 1.888.

La Familia Cooke, 1 texto, la Familia Cooke, 3 textos, la Familia Plot, 6 textos, la Familia Tew, 9 textos, la Familia Lodge, 53 textos, la Falmilia Sloane, 21 textos, la Familia Roberts, 6 textos, la Familia Spencer, 6 textos, y la Familia Sunday, 8 textos.

Algunos fueron catalogados por su antigüedad siendo el primer datado el Edictum Rothari o Rothair  (año 643), Las Constituciones de York, Príncipe Edwin, (año 926), Los Estatutos de los Canteros de Bologna o Carta de  Boloña (año 1.248), Preambolo Veneziano….. (año 1.307), Deberes Anglo – Normandos (año 1.356), El Manuscrito de York (año 1.370), El Manuscrito Regius (año 1.340 – 1.310), El Manuscrito Cooke (año 1.410 -1.430), Estatutos de Brujas (año 1.441) en Flandes (Holanda), Constituciones de los Masones de Estrasburgo (año 1.459) y muchos otros más.

La mayoría de estos documentos han sido publicados o bien en forma facsimilar o en transcripciones al inglés moderno.  Es necesario precisar, además, que muy pocos de ellos fueron impresos en el momento de su aparición siendo que la inmensa mayoría se reproducirían, de Logia en Logia, en forma manuscrita. En los últimos ciento veinte años muchos especialistas han volcado su atención sobre esta documentación única e irreemplazable y a partir de minuciosos estudios sobre diferentes estilos de redacción, errores de los copistas, giros idiomáticos locales o de ciertas épocas, etc. han logrado establecer "familias" de manuscritos con características particulares, de allí su clasificación.

El desaparecido erudito Prof. Douglas Knoop[1] sostenía que, a partir del análisis de estos textos, pueden detectarse algunas trazas de la organización de los constructores (masons) en Inglaterra en el siglo XIV lo cual nos lleva muy cerca de los comienzos estimados de la llamada Masonería "Operativa", es decir, los masones efectivamente dedicados a la construcción.

Los textos usualmente se encuentran divididos en tres partes: primero, una plegaria o invocación; segundo, la llamada Historia Tradicional de la Masonería y del Oficio de la Construcción y finalmente la tercera parte consta de los "Deberes" (Cargos o Encargos) del Masón que debían ser leídos obligatoriamente al recientemente iniciado.

El siguiente ejemplo de invocación ha sido tomada del "Grand Lodge" Ms. No. 1 del año 1.583: (el texto original ha sido transcripto a inglés moderno)

"The Might of the Father of Heaven and the wisdom of the glorious Son through the grace and goodness of the Holy Ghost that are three persons and one god be with us at our beginning and give us grace so to govern us here or in living that we may come to his bliss that never shall have ending. Amen."

Como se apreciará, del texto se desprende un carácter claramente religioso, reminiscencia medieval cuando el mundo del trabajo se encontraba organizado en gremios y cofradías imbuidos de espíritu cristiano.

La parte histórica, usualmente demasiado larga para reproducirla aquí "in extenso", contenía relatos históricos y aún semi-legendarios a veces con grandes lagunas o errores cronológicos. Los siguientes extractos han sido tomados del "Manuscrito Beswicke-Royds", escrito, casi seguramente, en la primera mitad del siglo XVII. El manuscrito consiste en cuatro hojas de pergamino de alrededor de seis pulgadas de ancho cosidas de manera de formar, en conjunto, un rollo de seis pies con diez pulgadas de largo. El manuscrito pertenece a la Biblioteca y Museo de la Gran Logia Provincial de Lancashire (Eastern Division). Dicha parte histórica, con un relato sobre las Siete Artes y Ciencias liberales como encabezado, pasa luego a relatar hechos de personajes bíblicos y de la antigüedad. Es interesante señalar que las Siete Artes y Ciencias, constituyendo el Trivium y el Quadrivium, es decir, el currículo normal de las universidades medievales, son objeto de estudio y reflexión de la Masonería Simbólica actual. El párrafo seleccionado, poniendo el énfasis sobre el rol de la Geometría, dice así:

"... the ... seven liberal sciences be as it were all one science that is to say Geometry for thus may a man prove that all the sciences in the world be found by Geometry ... there is no man that worketh by any Craft but he worketh by some measure and no man buys or sells but by measure and weight and all is Geometry ..."

La historia propiamente dicha comienza con los hijos del bíblico Lamech: Jabal, fundador de la Geometría; Jubal, fundador de la Música; Tubal Caín o Tubalcaín, fundador de la metalurgia y la herrería, mientras que la hija fue la descubridora del tejido. Ellos sabían que Dios tomaría venganza contra el mundo por sus pecados, pero no podían determinar si lo haría bajo la forma de un diluvio o una conflagración por lo tanto construyeron dos grandes Columnas, una de mármol, que no podría ser destruida por el fuego, y otra de "latomus" (ladrillos), que no podría ser destruida por el agua (en el texto, el copista invirtió el orden de los materiales pues el mármol, que no es dañado por el agua, puede ser calcinado por el fuego y el ladrillo primitivo, que es endurecido por el fuego, puede ser disuelto por el agua). Este relato, semi-histórico y/o semi-legendario, fue tomado de la obra Polychronicon que es una historia del mundo, escrita en el siglo XIV por el monje Ranulf  Higden de Chester quien, a su vez, la había tomado del historiador judío-romano Flavio Josefo quien, también, la había tomado en préstamo del historiador griego Beroso (300 A.C.) quien, se supone, había utilizado una leyenda sumeria de alrededor del año 1.500 A.C. por lo cual el tema de las dos Columnas posee una respetable antigüedad.

El relato continúa con el descubrimiento de las Columnas por el sabio Hermes Trismegisto quien transmitió el secreto a la posterioridad, lo cual permitió que el Oficio de la Masonería se constituyera durante la construcción de la Torre de Babel. El primer deber (charge) de los Masones les fue impuesto por el rey de Babilonia a un grupo de sesenta constructores enviados para ayudar a la construcción de la ciudad de Nínive. Luego aparece el episodio de la emigración de Abraham y Sara a Egipto, donde el patriarca enseñó las Siete Ciencias a los egipcios.

El siguiente episodio es la tentativa de construcción del Templo de Jerusalén por David quien impuso Deberes a los Masones y les pagó sus salarios. Luego de la muerte de David, el rey Salomón inició la construcción del Templo, por medio de Hiram Abif, hijo del rey Hyram de Tiro y llamado "Aynon", siendo  interesante el hecho  y aparece en los Antiguos Deberes con una ortografía muy variable; llama la atención que no aparece en los relatos bíblicos referidos a la construcción del Templo. Otro curioso personaje que figura en las diversas versiones de los Antiguos Deberes bajo ortografías diversas es "Naymus Grecus" (named Grecus, es decir, llamado Grecus) y ha sido asimilado con Pitágoras y con otros filósofos.

Más adelante, el relato menciona a Carlos Martel (689-741 D.C.) asimilándolo un poco a su nieto Carlomagno, pues existe una tradición francesa del siglo XIII que afirma que Carlos Martel fue un benefactor de los masones canteros (stonemasons).

Es necesario reconocer que la historia tradicional del Oficio de la Construcción que relatan los Antiguos Deberes, en sus distintas versiones, abundan en errores históricos, asimilaciones falsas y anacronismos.

De esta manera, con variantes de alguna importancia entre versión y versión, culmina la parte histórica y en muchas de ellas, en este punto del manuscrito, aparece una instrucción acerca del modo de tomar un juramento sobre la Biblia al recién iniciado.

La tercera parte está constituida por los Deberes, propiamente dichos, del Masón, es decir, el meollo de la cuestión; estos Deberes difieren apreciablemente de las Ordenanzas de los Gremios (Guild Ordinances), las cuales son susceptibles de un estudio particular posterior. El análisis de los Deberes enumerados en el "Manuscrito de Cooke"  (1.410 CIRCA) muestra que fueron tomados de un original más antiguo que los que figuran en el "Manuscrito Regius"  (1.390 CIRCA) y los expertos coinciden en señalar una compilación -acompañada, tal vez, por una cierta depuración- hacia la mitad del siglo XIV.

A título de ejemplo presentaremos “Los Deberes” que figuran en el "Manuscrito Beswicke-Royds" :

"Aquí siguen los dignos y sagrados juramentos de los masones, es decir: Cada hombre que es masón debe observar correctamente estos deberes; si usted se encuentra culpable de alguno de ellos usted debe enmendarse nuevamente; especialmente ustedes que han sido encargados observen muy bien de mantener estos Deberes pues es un gran peligro para un hombre renegar de sí mismo sobre el Libro.

1. El primer deber es que usted será un hombre sincero con Dios y la santa iglesia y no caerá en la herejía o en el error por su entendimiento o por las enseñanzas de un hombre indiscreto.

2. También usted será un vasallo (liegeman) sincero con el rey sin traición o falsía y si usted conoce alguna traición la enmendará si puede o si no avisará al rey o a su consejo.

3. También serán sinceros unos con otros, es decir, con cada maestro y compañero del Oficio de masonería que sean Masones autorizados y usted los tratará a ellos como quisiera que ellos lo traten a usted.

4. Y también que cada masón mantenga el secreto de la Logia y de la cámara verdaderamente y todo otro secreto que deba ser mantenido a la manera de la masonería.

5. Y también que ningún masón sea un ladrón en la Compañía hasta tanto usted lo sepa.

6. Y también que usted será sincero hacia el señor y el maestro a quienes sirve y sinceramente mirará por su provecho y ventaja.

7. También que no hará ninguna villanía en la casa en la que el Oficio pueda ser injuriado.

Estos son los Deberes Generales que todo masón debe cumplir, tanto maestros como compañeros."

En el manuscrito figuran también otros Deberes particulares tanto para maestros como para compañeros:

01. Primero que ningún maestro tome sobre sí ningún trabajo de un señor ni ningún otro trabajo sino aquél que él sabe que es capaz de realizar hábilmente de forma que el Oficio no caiga en descrédito y que el señor sea servido verdaderamente.

02. También que ningún maestro tome un trabajo que no sea razonable de manera que el señor pueda ser servido fielmente con sus propios bienes y que el maestro viva honestamente y pague correctamente a sus compañeros el salario en la forma que el Oficio lo requiere.

03. También que ningún maestro ni compañero suplantará a otro en su trabajo, es decir que si han tomado un trabajo o están como maestros de trabajo de un señor no los echará a menos que sea incapaz de habilidad para finalizar el trabajo.

04. También que ningún maestro o compañero tomará un aprendiz para autorizarlo a ser su aprendiz si no es por siete años, y que ese aprendiz será apto de nacimiento y de miembros tal como debe ser.

05. También que ningún maestro o compañero de autorización para hacer masones sin el consentimiento de sus compañeros, al menos cinco o seis.

06. Y también que aquél que va a ser hecho masón sea nacido libre de buen linaje y no un vasallo y que tenga miembros derechos como debe tener un hombre.

07. También que ningún maestro ponga la obra de un señor en tarea que se acostumbraba a hacer por jornada (p. ej. no hay sustitución parcial de trabajo por salario diario).

08. También que cada masón pague a sus compañeros lo que merezcan para que no sea decepcionado por trabajadores falsos.

09. También que ningún compañero calumnie falsamente a otro a sus espaldas para hacerle perder su buen nombre o bienes mundanos.

10. También que ningún compañero, dentro o fuera de la Logia, conteste a otro despiadadamente sin causa razonable.

11. También que cada masón prefiera al más anciano y le tenga respeto.

12. También que ningún masón juegue a las cartas, azares o cualquier otro juego ilegal donde puedan ser injuriados.

13. También que ningún masón use un lenguaje obsceno o caiga en la lujuria de modo que el Oficio sea calumniado y que ningún compañero vaya a un pueblo donde exista una Logia de masones sin un compañero que sirva de testigo que se halla en honesta compañía.

14. También que cada Maestro y compañero debe ir a la Asamblea si está dentro de las cincuenta millas y está advertido que debe permanecer hasta la decisión de maestros y compañeros.

15. También que todo maestro y compañero si ha traspasado (ofendido) debe esperar la decisión de maestros y compañeros para que se pongan de acuerdo si no pueden ir ante la ley de los Comunes.

16. También que ningún masón construya moldes, escuadras o reglas para ningún masón rústico (rough mason).

17. También que ningún masón coloque armazones, dentro o fuera de la Logia, para tener bloques moldeados hechos con moldes construidos por él.

18. También que cada masón recibirá y cuidará de masones extranjeros cuando lleguen al país y los pongan a trabajar según la costumbre, si se tienen bloques moldeados en la obra se los pondrá a trabajar una quincena (fortnight) como mínimo y se le pagará su jornal y si no hay bloques para que coloque se lo asistirá con algún dinero para que pueda llegar a la Logia más próxima y también que todo masón servirá honestamente al trabajo y honestamente lo terminará si es a destajo o jornalero y recibirá su paga si lo merece.

Estos Deberes que están aquí relatados y otros que pertenecen a la masonería los observará fielmente con el mayor de su conocimiento.

Muy brevemente hemos descrito la estructura general de estos documentos manuscritos genéricamente llamados Antiguos Deberes. Inmediatamente, se plantea la pregunta: ¿cuál era la función de estos manuscritos dentro de las Logias? En el relato histórico de los Antiguos Deberes se menciona al príncipe Edwin, hijo del rey Athelstan, que había recolectado los escritos y los conocimientos del Oficio de los Masones en la Asamblea que presidió en la ciudad de York; es un tanto dudoso que una copia de la historia tradicional fuese leída "in extenso" al candidato en las iniciaciones pero lo que parece suficientemente confirmado es que la posesión de una copia de los Antiguos Deberes, por parte de una Logia, validaba o legitimaba la existencia de la misma funcionando a la manera de una garantía de autenticidad.

Una copia del "Sloane" 3848 M. tiene una anotación en el reverso que indica que fue terminada el 16 de Octubre de 1646 por un tal Edward Sankey.

Esta genealogía no pretende otra cosa que dar una idea de la riqueza y complejidad de la familia de los Old Charges, que tendremos que explorar más a fondo en posteriores estudios.

Damos entre tanto estas indicaciones sobre los manuscritos o familias de manuscritos que aparecen en esa genealogía.  El Regius está colocado a la cabeza a causa de su antigüedad, más no se puede decir que los otros derivan de él. Este queda aparte.

Por el contrario, todos los otros manuscritos derivan más o menos directamente del Cooke, al menos en lo que concierne a la historia legendaria del oficio: hemos visto en efecto que el vasto fresco histórico introducido por el autor del Cooke II se encuentra con dos variantes en todos los manuscritos posteriores. La familia Plot comporta en particular el manuscrito William Watson que, de todos los manuscritos de los Old Charges, es el más próximo al Cooke.

Es sin embargo del final del siglo XVII (1.687): representa pues una transmisión particularmente fiel de la tradición medieval. El nombre de la familia Plot es debido al hecho de que el manuscrito (hoy en día desaparecido) que el Doctor Plot describe en su Historia Natural de Staffordshire de 1.686 pertenece a esta familia.

El manuscrito Tew es de la segunda mitad del siglo XVII. El original Tew mencionado más arriba suponemos que es un eslabón entre éste y un antiguo manuscrito de la familia Plot. El manuscrito Atcheson's Haven es de 1.666 y es uno de los más antiguos manuscritos de los Old Charges provenientes de Escocia. Como se sabe, los Old Charges no aparecen en Escocia sino después de 1.660.

La pequeña localidad de Atcheson's Haven es conocida por los archivos de su logia que remonta a 1.598 y contiene en particular un ejemplar de los Estatutos de  Schaw.

El manuscrito Buchanan es de la segunda mitad del siglo XVII. El Beaumont es de 1.690. El Portland es de la primera mitad del siglo XVII, y el Coleraine (o Bolt Coleraine) es de 1.728, lo cual ilustra la supervivencia de los Old Charges tras las Constituciones de Anderson. La familia Roberts está formada por manuscritos de la segunda mitad del siglo XVII, y de la primera mitad del siglo XVIII. Uno y otro fueron impresos en 1.722. La familia Sloane está subdividida en varias ramas (Thorp, Sloane, Hupe, Embleton). La rama Sloane comprende el manuscrito de 1.646 que parece ser está redactado en vista de la recepción de Elias Ashmole. La familia Grand Lodge está igualmente muy subdividida. Aunque bastante alejada del Cooke por su contenido, comprende los más antiguos de los manuscritos post medievales (ms. Gran Lodge Nº 1, 1.583) mientras que existen manuscritos mucho más recientes que son más fieles al Cooke, tal el William Watson mencionado anteriormente.

Esto muestra que la diferenciación de la tradición manuscrita es antigua y se remonta por lo menos al siglo XVI. La familia Spencer está sobre todo formada de manuscritos tardíos (primera mitad del siglo XVIII).Como en el caso de la familia Roberts, se encuentran impresos de 1.728-29 y también de 1.739.

Ya con esto me resta dejarles un anexo con los Antiguos Linderos o Principios Básicos Constitutivos de la Francmasonería Universal aprobados en la Asamblea General de Francmasones que se reunió en París en el año de 1.523.

Las leyes no proclaman la Regularidad, sino al contrario,

Es la Regularidad la que sustenta la Legalidad de los Actos

Y de las Organizaciones Masónicas Universales.


René A. Thomas R.

Maest.·.Mas.·.

Resp.·.Log.·.Sol de Curpa Nº112

Al Or.·. de Acarigua







[1] El Origen de la Masonería Especulativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada