lunes, 30 de diciembre de 2013

Hablando de...El primer monumento en el mundo erigido a El Libertador Simón Bolívar.







"En una pequeña plaza de la ciudad de Mérida, en la parroquia Milla del municipio Libertador, se encuentra el primer monumento en el mundo erigido a El Libertador Simón Bolívar.

Frente al Cuartel Rivas Dávila está La Columna, como la conocen todas y todos los merideños a la plaza, cuyo monumento fue realizado en 1842, por instrucciones del gobernador el estado para ese entonces, Don Gabriel Picón.

Cuentan los expertos que el monumento fue levantado para conmemorar el traslado de los restos de Simón Bolívar de Colombia a Caracas y ha sobrevivido en el tiempo como testimonio de un modo de vida tranquilo..."


Dado que el archivo descrito no señala quién fue el autor del Primer Monumento del Mundo a Bolívar en la ciudad de Mérida, se pudo constatar que fue elaborado por el Prócer de nuestra Independencia, Coronel Pedro Celestino Guerra (1798/29-8-1860), quien luchó bajo las órdenes del General Simón Bolívar, casándose luego con la Sta. Inés Campo Elías Picón, hija del fallecido hispanomerideño coronel Vicente Campo de Elías (31-7-1772 / 17-3-1814) y de doña María Martina Picón González (12-11-1786 / 9-2-1852), sobrina del gobernador.

"...fundamentado en el decreto y reglamento, el Gobernador de la Provincia, don Gabriel Picón González, nombra una Junta para que formulara el Programa compuesto por su hermano Juan de Dios Picón González, José Antonio Troconis y José Nicolás Escobar y, le da legalidad al Programa con fecha 25 de julio de 1842, donde en su numeral 7°, dice: “Para eternizar el recuerdo de la gratitud de los Merideños hacia su libertador y la memoria ilustre de aquel Héroe, se levantará un monumento sencillo y en el lugar de la ciudad que sea más al propósito. Consistirá en una columna sobre cuya base se leerá: “Simón Bolívar, Libertador de Colombia, Perú y Bolivia, nació en Caracas el 25 de julio de 1873 y murió en Santa Marta, de edad de cuarenta y siete años a 17 del mes de Diciembre de 1830”. Sobre la caña se escribirá los nombres de las batallas en que Bolívar venció, y sobre el chapitel se colocará la estatua de la Fama con sus atributos, y la fecha de la creación de la columna”..."


Pedro Celestino Guerra, se inspiró en el retrato de Meucci al Libertador de 1830:

"...Encontrándose en Cartagena de Indias en agosto de 1830, el artista romano Antonio Meucci, pintó cuatro retratos en miniatura de Bolívar que tenía 47 años de edad, que luego el Libertador envió a distintos amigos, según relató su edecán coronel Belford Hinton Wilson. Este Meucci fue el último retratista de Bolívar. Una de las cuatro miniaturas pintadas, Bolívar se la regaló a don Juan de Francisco Martín, quien era Prefecto del Departamento de Cartagena-Colombia. De este original, Risso o Rizzo hizo un grabado o litografía grande que llegó a manos del señor M. A. Guerra, en Barquisimeto con la firma de él. Era coloreada, donde Bolívar estaba de perfil, miraba hacia la derecha, y vestido de militar. El grabado o litografía fue la que sirvió de guía o de modelo al coronal Pedro Celestino Guerra, para su escultura de Bolívar, es probable que su dueño de apellido Guerra haya sido familiar y se la facilitó a don Pedro, o Risso hizo y firmó varias litografías llegando una a manos del coronel Guerra en Mérida. La litografía posiblemente fue hecha en Inglaterra o París. El escritor merideño Eduardo Picón Lares (3-6-1889 / 9-7-1960) nos señala que el autor de la pintura, luego litografiada, se llamó C. Rifso..."

(Hago un alto para señalar que Don Juan de Francisco Martín, a quien Bolívar le regaló una de las miniaturas elaboradas por Meucci, es uno de los albaceas que el Libertador señala en su testamento como el poseedor del inventario de sus alhajas


Prosigamos,

"...Este primer busto colocado en el capital de la Columna fue modelado con arcilla quemada bien de Los Guáimaros, o de Los Chorros de Milla, por un aficionado a las artes y lleno de patriotismo y de amor hacia Bolívar con quien compartió triunfos y derrotas en la guerra de independencia, como lo fue el antes capitán Pedro Celestino Guerra.

Éste con sus manos laboriosas trabajó la greda para obtener el busto deseado, siguiendo y fijándose en la litografía o grabado de Risso. La escultura fue horneada en los alrededores de la ciudad, es posible, en los hornos activos que funcionaban para el lado de la parroquia Belén, zona escogida por los artesanos merideños. El busto constaba de dos piezas: la cabeza separada que se ensamblaba con el resto del cuerpo..."

“Fue probablemente entonces cuando el señor Pedro Celestino Guerra, movido sólo por el interés patriótico, pues no era escultor, hizo de arcilla quemada el primer busto de Bolívar que debía coronar la Columna, constituyendo el cuerpo y la cabeza en piezas separadas. Pero es el caso que, en el momento preciso de levantar la parte más pesada, que era el cuerpo, hubo de romperse una vara, tabla o cuerda del andamio, causando el fracaso de venirse al suelo dicha pieza y volverse pedazos. Salvóse la cabeza, conservada desde entonces como reliquia histórica por la distinguida familia del señor Guerra, según testimonio de su única hija superviviente, la honorable señorita Inés Josefa Guerra Campo-Elías”..."


La importancia histórica del Prócer Pedro Celestino Guerra es doble, dado que combatió en la guerra de independencia, bajo las órdenes de Bolívar; elaboró el Primer Busto en el Mundo de su Libertador; y combatió en la Guerra Federal cuando la campaña de Zamora, destacándose en las guerrillas de Mérida, muriendo en combate en el año 1860. 
 
"...Es de destacar que, al principio fue colocado encima del capitel un busto de arcilla quemada, algo rústico que luego, en 1900 fue cambiado por uno de bronce, se construyó la plaza al lado y se restauró la muralla, reinaugurándose esos trabajos el primero de enero de 1901, para celebrar la entrada de un nuevo siglo...




José Rafael Otazo M.
---------------------
Profesor Universitario.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Historicos en Centroamérica.
Director de la Publicación Internacional, "Ni vestido ni desnudo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada