viernes, 27 de diciembre de 2013

Hablando de...La presentación del proyecto de Historia en Panamá




Descubrimiento de Panamá


Cristóbal Colón fue el primer explorador en alcanzar tierra firme americana, en su tercer viaje, pero no el primero en arribar a territorio panameño. Esto correspondió a Rodrigo Galván de Bastidas, natural de la ciudad de Sevilla.

Como Colón había sido apresado en su tercer viaje, los Reyes Católicos eliminaron la exclusividad de la empresa para el genovés (las Capitulaciones de Santa Fe). Por esta razón, Bastidas solicitó licencia para explorar.

En 1501, el sevillano recorrió las costas de Venezuela y el norte de Colombia, hasta el Golfo de Urabá. Posteriormente bordeó la costa del Istmo panameño, y llegó casi hasta el emplazamiento actual del Canal de Panamá.

En este trayecto, los exploradores no fundaron ningún pueblo ni se adentraron en el territorio. Por medio de trueques con los pueblos indígenas, Bastidas acumuló oro y palo de brasil (apreciado por su madera y como fuente de un tinte). A diferencia de otros conquistadores, Bastidas se dedicó antes a comerciar que a saquear las riquezas o a esclavizar a los indígenas.

Las embarcaciones de Bastidas se vieron atacadas por la broma. Este es un molusco de unos 20 cm de longitud, que excava galerías en las maderas sumergidas en agua de mar, como los cascos de los barcos y los muelles.

Por la razón anterior, varias naves de Bastidas naufragaron camino a la isla La Española, y perdió gran parte de sus riquezas.

Al llegar a dicho territorio, el gobernador Francisco de Bobadilla enjuició a Bastidas por haber violado la prohibición que tenía de arribar a la isla. En su contrato con la Corona española, Bastidas se había comprometido a lo anterior y a no negociar con los indígenas. Ambas cosas fueron incumplidas.

Bobadilla envió a Bastidas hacia España, donde se le siguió juicio, pero fue absuelto. Posteriomente, incluso se le reconoció una pensión vitalicia sobre las riquezas extraídas de Urabá.

Bastidas realizó otros viajes de exploración. En 1525, fundó Santa Marta, en territorio de la actual Colombia, primer poblado duradero en la región.

Como gobernador de esa ciudad, enfrentó una sublevación, debido en parte a su actitud de comerciar con los pueblos autóctonos, en lugar de saquear sus riquezas. Fue herido, y marchó a La Española a recuperarse, pero los vientos lo llevaron a Cuba, donde finalmente murió en 1527.

El 10 de octubre de 1502, en su cuarto viaje, Cristóbal Colón llegó a la costa atlántica del istmo, en las actuales provincias de Bocas Del Toro y Veraguas. El 2 de noviembre, llegó a una preciosa bahía en la actual provincia de Colón, a la que bautizó como el nombre de Portobelo o Puerto Bello.


La Anfictionía 

El Congreso de Panamá, designado a menudo como Congreso Anfictiónico de Panamá en recuerdo de la Liga Anfictiónica de Grecia antigua, fue una asamblea que tuvo lugar en la ciudad de Panamá, convocada por el libertador venezolano Simón Bolívar, con el objeto de buscar la unión o confederación de los estados de América, sobre la base de los anteriores virreinatos hispanoamericanos, en un proyecto de unificación continental, como lo había ideado el precursor de la independencia hispanoamericana el general venezolano Francisco de Miranda. El congreso se llevó a cabo en 1826 en el antiguo convento de San Francisco -hoy Palacio Bolívar- de la ciudad de Panamá.

El salón donde fue celebrada dicha convención recibe el nombre de Salón Bolívar y reposan allí una espada del Libertador, juntos con los originales “Protocolos del Istmo”, primeros acuerdos firmados por los ministros plenipotenciarios que asistieron a esta reunión en 1826.

Asistieron al congreso: la Gran Colombia, México, Perú y las Provincias Unidas de Centro América. Bolivia y Estados Unidos no llegaron a tiempo. Argentina y Chile no mostraron interés. Paraguay no fue invitado. El Imperio del Brasil tampoco mostró interés. Gran Bretaña envió un observador y los Países Bajos otro a título personal

Panama hoy en la Historia


Panamá será en 2014 uno de los países con mayor y más destacada actividad dentro de la colección América Latina en la Historia Contemporánea


El proyecto en Panamá, dirigido por el historiador panameño Alfredo Castillero Calvo, contempla la edición de dos libros y la realización de una exposición de fotografía. El primer libro abordará la historia contemporánea de Panamá desde 1808 hasta el año 2000, y en su realización está colaborando un amplio equipo de especialistas en diversos campos de la historia y las ciencias sociales coordinado por Alfredo Castillero. 


Panamá a través de la fotografía, 1850-2010 es el título del segundo libro que se publicará en junio del próximo año. Como en el caso de los otros países en los que se ha llevado a cabo este proyecto, este libro recoge una selección de fotografías y textos a través de los cuales será posible recorrer la historia de Panamá desde la llegada de la fotografía a mediados del siglo XIX para documentar los primeros proyectos estadounidenses de conexión interoceánica, hasta la transformación de Panamá en un gran centro financiero internacional.


Coincidiendo con la inauguración de las obras de ampliación del Canal Interoceánico de Panamá –una de las obras civiles más importantes a nivel mundial- tendrá lugar en el mes de junio la inauguración de la exposición Panamá a través de la fotografía, 1850-2010. La muestra se realizará en el Museo del Canal de Panamá, institución de referencia para las artes plásticas en el país y emblema de su centro histórico.

José Rafael Otazo M.
---------------------
Profesor Universitario.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Historicos en Centroamérica.
Director de la Publicación Internacional, "Ni vestido ni desnudo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada