domingo, 18 de noviembre de 2012

Talento Masónico...Como sobreponernos a momentos dificiles.



Ante las circunstancias que a diario nos rodean, tanto en lo personal como en lo colectivo, vemos que hay momentos en que se nos exige tener valor para aceptar cosas que nos parecen totalmente inaceptables, como la muerte, un divorcio, el cáncer, la pérdida de un trabajo, desastres naturales, situaciones de caos producidas por el hombre, etc. 

En esas ocasiones, nos preguntamos si somos lo bastante fuertes para afrontarlo.


 El término resiliencia se refiere a esta capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos. 

Quizás no logremos ver la razón o la belleza en esta vida, pero tenemos que confiar en la benevolencia del universo, y sobre todo en los momentos más difíciles, intentar creer que el velo terminara por abrirse y que lograremos comprender.

Aceptar lo inaceptable es extremadamente difícil y, debido a ello, tenemos que ser muy afables con nosotros mismos cuando intentamos hacerlo. Aflojar la resistencia abre la puerta a la aceptación y la serenidad.

Recuerda que la aflicción es una emoción normal. Debes saber que la aflicción puede desaparecer (y va a desaparecer)


Reúnete con otros. Incluso las reuniones informales de familiares y amigos brindan una sensación de apoyo y ayudan a la gente a no sentirse tan aislada durante los primeros días y semanas.


Cuando puedas, habla de ello. A algunas personas les ayuda contar la historia de su pérdida o hablar de sus sentimientos. En ocasiones, una persona no tiene deseos de hablar. Eso también está bien. Nadie debe sentirse presionado a hablar.


Exprésate. Aun cuando no sientas deseos de hablar, encuentra maneras de expresar tus emociones y tus pensamientos y de cómo te sientes desde la pérdida ó separación.


Haz ejercicio. El ejercicio puede cambiar tu humor. Puede resultar difícil sentirse motivado; por lo tanto, modifica tu rutina normal si es necesario.


Aliméntate bien. Seguramente tengas deseos de saltear comidas o quizá no tengas hambre, pero tu cuerpo necesita comida nutritiva.


Únete a un grupo de apoyo. Si consideras que puede interesarte concurrir a un grupo de apoyo,  Lo que debes recordar es que no tienes por qué estar sólo con tus sentimientos o tu dolor.


Expresa y libera tus emociones. Si tienes deseos de llorar, no te reprimas. No te preocupes si escuchar determinadas canciones o realizar algunas actividades resulta doloroso porque te trae recuerdos de la persona que perdiste. Esto es normal. Después de un tiempo, será menos doloroso.
 
Si alguien ha fallecido, además podrás hacer lo siguiente;

Participa en los rituales. Los servicios religiosos, los funerales y otras tradiciones ayudan a la gente a superar los primeros días y a honrar a la persona que falleció.

Crea un memorial o un tributo. Planta un árbol o una planta, o recuerda a la persona con algo saludable, como participar en una maratón o caminata a beneficio (por ejemplo, una carrera por el cáncer de mama) en honor del ser amado.


"Lo más terrible se aprende enseguida... y lo hermoso nos cuesta la vida..." Sócrates 

 “A good half of the art of living is resilience.” .... 
"Una buena mitad del arte de vivir es la resistencia."~ Alain de Botton.
 
Pierre Cubique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada