martes, 13 de noviembre de 2012

La Masonería y los Héroes de la Independencia (El Conflicto entre la Libertad y la Autoridad)



 


 Cuando nos encontramos frente a la historia de la Masonería surgen inmediatamente dos concepciones básicas donde se ubican, tanto el lector como el escritor. Una de los conspiromaníacos cuya óptica se enrumba por la perspectiva de unas presuntas fuerzas oscuras y maléficas que mueven los hilos de la historia desde las sombras como marionetas en la cuerda del destino manipuladas desde las cámaras secretas de las logias. Frente a esta posición se ubica el grupo que con cierto aire despectivo se les señala como historicistas académicos, que califican esta visión como absurda y carente de seriedad y de rigor científico, recordando que aunque suele pensarse que todos los grandes hombres de nuestra historia fueron masones, existen dudas a cerca de muchos cuyas vidas no coinciden ni espacial, ni temporalmente con la existencia de algunas iniciaciones que se les han atribuido.

Para quien conozca con profundidad el tema, ambas posiciones pueden parecerle parciales, e incluso, aquellos que pretenden que lo conocen desde sus aspectos esotéricos la consideran la una, como maniquea que reduce el tema a la conspiración y que considera que el profesional de la historia se limita a juzgar fundamentándose en los documentos accesibles y que, ignorando que investigar historia es algo más que juzgar por apariencias o creyendo que la historia de la navegación se escribe simplemente con restos de barcos hundidos. 

El presente estudio corresponde a una visión producto de una experiencia combinada del que ha estudiado sistemáticamente desde el plano desde el académico y desde el tradicional masónico, y más que una síntesis dialéctica de ambas posiciones, no establece límites entre ninguna posición, manejándose desde una red neuronal información que sin afirmar ni negar, sin llegar a conclusiones, dejando abierto el camino, después de recorrerlo, se detiene a evaluar las posibilidades de que los datos ordenados puedan encajar sin contradicciones, con el devenir histórico donde se desenvuelven y los antecedentes culturales que hayan motivado a los actores a actuar de una determinada manera y no de otra.

El aspecto más relevante de toda esta visión es que enmarca dentro de la dialéctica de la dominación y la liberación presentes como espacio histórico y realidad del presente porque si contamos solo con una visión fantasiosa del pasado no podemos tener una sintonía armónica con realidad del presente; sobre todo cuando tenemos la convicción de que los hitos entre el pasado y el presente sólo existen en la imaginación.
 
  
 
 
 
 
Por:Eloy Reverón; IVEM, Caracas, Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada