martes, 5 de agosto de 2014

Pido la Palabra... ¿PARA QUE SIRVEN LOS BLOGS MASÓNICOS?


Por Iván Herrera Michel

  


Un veterano Masón panameño, al parecer con varias décadas y alta graduación en la Orden (circunstancias que menciona cumplidamente), me ha hecho llegar, con cierto escepticismo, la pregunta que da origen a esta publicación, y yo le he contestado, palabras más palabras menos, que sigo pensando que la web 2.0 es algo irremediable. 



Porque no creo que alguien en su sano juicio piense que vamos a volver a un mundo sin tecnología ni redes sociales virtuales, a menos que tenga la sospecha de que se va a producir una catástrofe que nos devuelva al paleolítico. De otra manera, la humanidad (y en ella, los Masones y Masonas), seguirá frecuentando con mayor frecuencia el computador y navegando por Internet, que es el canal de comunicaciones y contenidos más grande y el de mayor crecimiento que jamás haya existido.  



En la "nube" se han “montado” alrededor de 200 millones de blogs desde el año 2001 en que se popularizaron, de los cuales unos cuantos cientos son “Masónicos”.  Yo he creado el mío en 2007, y por haber estado allí siete de los trece que lleva el fenómeno, puedo decir que los de la Orden son muy diferentes a otros de divulgación científica, análisis literario, superación personal, opinión política, comentarios deportivos, de noticias,  chismes, comida, moda, salud, educativos, corporativos, Etc.   



La fuente de los temas de mi blog suelen ser los debates entre los Hermanos de mi Logia o

los que constantemente se presentan en las Masticaciones de mi Obediencia, matices de los rituales que suscitan nuevas inquietudes, tópicos sobre los que surge el deseo de profundizar, libros y revistas que he leído o releído, noticias del planeta Masónico, correspondencia recibida, preguntas de los lectores o correos como el del Masón veterano que motivó estas líneas



Los temas más controvertidos y comentados tienen que ver con la exclusión de los ateos, la Iniciación de la mujer en pie de igualdad, los Masones homosexuales, y la famosa “regularidad” anglosajona. Escribir sobre ellos garantiza lectura y controversia.



A los blogs Masónicos a veces los distingue un cierto tono didáctico, que en mi caso puede atribuirse a treinta años de docencia universitaria.  Un blog personal es como llevar un diálogo con una comunidad que se va conformando en torno a él, que es incomparable con la de los lectores de revistas impresas. Lo digo por experiencia propia, ya que he tenido la oportunidad de estar vinculado a algunas de contenido Masónico como director, consejero de redacción o colaborador habitual y puedo notar la diferencia.






Hay cosas curiosas que he notado en el comportamiento de mis Queridos Hermanos.  Por ejemplo, me resulta cómico que algunos que conozco sigan mi blog de incognito para que yo no me entere. Cada quien tiene sus maneras. Así mismo, conozco casos de quien en público se ha prometido a sí mismo no leer una sola línea en Internet, y a un SGC:. que hizo jurar a sus pares en una ceremonia de Colación del Grado 33° no seguir las ideas que aparecen en la red. También los hay blogofóbicos como el Querido Hermano panameño que me escribió.   



La Internet ha cambiado hasta la manera en que los interesados se aproximan a la Orden. Si quisiera resaltar una ruta generalmente seguida por quienes desean hoy iniciarse en la Masonería, diría que primero están visitando Wikipedia, luego tratan de hablar con un miembro de la Orden al tiempo que consultan la blogosfera Masónica. Cuando al fin se deciden, suelen tocar el pórtico de una Obediencia por Internet, pedirle a un Masón que los apadrine o escribir a un blogger pidiendo ayuda para ingresar.  



En este último caso, siempre canalizo su solicitud hacia Masonerías que les sean cercanas o afines ideológicamente, siempre y cuando entre las costumbres del interesado no advierta una discriminación o un irrespeto a los Derechos Humanos que termine reforzando los vicios que han hecho nido en la Orden.     



También existe el Aprendiz y el Compañero que pide que lo instruyan en lo de su Grado.  Aquí siempre contesto lo mismo: “esa es una labor exclusiva de los Vigilantes de su Logia”.  Pero si desea que comentemos asuntos generales o noticias públicas de la Orden, suelo intercambiar impresiones con ellos.



En mi opinión, la blogosfera Masónica ha arrojado los siguientes resultados positivos:




1) Ofrece una imagen fresca y contemporánea de la Masonería,



2) Estimula la búsqueda de conocimientos y la investigación sobre diferentes sensibilidades de la Orden,



3) Constituye un modo de adquirir comprensiones y es un medio privilegiado de distribución del conocimiento,



4) Brinda intercambios de ideas, posibilitando el enriquecimiento mutuo sin barreras de espacio y tiempo, y



5) Permite apoyarse en diversas fuentes Masónicas evitando el adoctrinamiento en un solo pensamiento. 



El redactor de un blog Masónico debe tener claro que es importante que el pensamiento del lector fluya libremente y que valore autónomamente la información cotejándola con la que proviene de otras áreas ideológicas de la Masonería. 



¿Qué hace el lector con esa información?: Lo que él decida. 



Es lo Masónico.



Fuente: http://ivanherreramichel.blogspot.com/2014/08/para-que-sirven-los-blogs-masonicos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada