domingo, 24 de agosto de 2014

Historia Militar de Venezuela... General Bartolome Salom, porteño de ejemplo a seguir.



General en Jefe Bartolomé Salom


Bartolomé Antonio de la Concepción Salom Borjes (Puerto Cabello, Edo. Carabobo, 24 de agosto de 1780 - †Puerto Cabello, Edo. Carabobo, 30 de octubre de 1863), fue un militar venezolano que luchó en la emancipación de América del Sur.



General en Jefe del Ejército de Venezuela en la Guerra de Independencia y en acciones de años subsiguientes. Era el tercer hijo del matrimonio de Gabriel Salom y María Magdalena Borges. Antes de los sucesos del 19 de abril de 1810, se desempeñaba como comerciante en su ciudad natal, actividad que abandonó para cerrar filas por la causa independentista. En mayo de 1810 ya ocupa el puesto de subteniente de milicias; en julio del año siguiente es capitán de artillería en el ataque a Valencia, ejecutado por el general Francisco de Miranda. Luego, bajo las órdenes de Miranda, combate en La Victoria el 20 de junio de 1812. Hecho prisionero en el castillo San Felipe de Puerto Cabello, tras la caída de la Primera República, es remitido a Cádiz, logrando la libertad a su paso por Veracruz. En 1815, tras incorporarse a la lucha de los ejércitos combatientes de la Nueva Granada, figura entre los defensores del castillo San Felipe durante el asedio de Cartagena de Indias, bajo la dirección del general José Francisco Bermúdez. De Cartagena pasa a Haití, donde bajo las órdenes de Simón Bolívar forma parte de la expedición de los Cayos; participando con el grado de mayor general en el combate naval de Los Frailes (2.5.1816) y en la toma de Carúpano; en esta ciudad, siendo teniente coronel, funda el Cuerpo Nacional de Artillería del Ejército Libertador. Junto con un grupo de oficiales y soldados, desembarca en Ocumare de la Costa, llevando a cabo la penetración hacia el oriente del país, combatiendo en Quebrada Honda, El Alacrán y El Juncal, acciones dirigidas por el general Gregor MacGregor en 1816.



Bajo el mando del general Manuel Piar realiza la campaña de Guayana y participa en el frustrado asalto a la ciudad de Angostura (17.1.1817). Al lado de Piar triunfa en San Félix (11.4.1817). Durante la campaña del Centro (1818), es responsable del parque y de la artillería, tomando parte en el sitio y toma de San Fernando de Apure (marzo de 1818) bajo las órdenes del general José Antonio Páez y en el combate de Ortiz (26 de abril). En 1819 participa en la campaña de Boyacá y se le considera entre los libertadores de la Nueva Granada. Luego se desempeñó como gobernador y comandante militar de Tunja, entre los meses de agosto y noviembre de 1819. De regreso a Venezuela, tomó parte en la campaña de Carabobo, tocándole ser responsable de la logística del ejército. En este sentido, con el grado de coronel y con el cargo de subjefe del Estado Mayor General combate en la Batalla de Carabobo (24.6.1821). Posteriormente, como general de brigada y jefe del Estado Mayor del Ejército del Sur, participa en la batalla de Bomboná, el 7 de abril de 1822, donde realmente no hay vencedores, ya que Bolívar debe retroceder al Sur y los pastusos deben entregar el campo de batalla. El 4 de agosto de ese año fue nombrado intendente de Guayaquil.



En noviembre de 1822, bajo las órdenes del general Antonio José de Sucre, marcha hacia Pasto (Colombia) a combatir la insurrección que se estaba produciendo en dicha región. En definitiva, esta campaña terminó con la ocupación de Pasto por las tropas de Sucre, el 24 de noviembre del mismo año. En abril de 1823 reemplaza al general Sucre en la jefatura de los departamentos del sur de Colombia (Ecuador y Azuay). El 12 de junio de 1823 al insurreccionarse Pasto, Bolívar organiza las fuerzas y, con la cooperación de los generales Salom y José Barreto y del coronel Hermógenes Maza, ataca a los rebeldes hasta que fueron controlados totalmente. En noviembre de 1824 desembarca Salom en Trujillo (Perú) y el 15 de diciembre se encuentra con Bolívar en Lima, donde éste le confía el mando de las operaciones para la rendición del puerto fortificado de El Callao, en cuyas muros se hallaban importantes contingentes realistas bajo el mando del brigadier José Ramón Rodil. Este opuso una férrea resistencia a los republicanos durante el asedio de la Fortaleza del Real Felipe. Sin embargo, el 22 de enero de 1826 Rodil terminó capitulando ante el general Bartolomé Salom. La asombrosa resistencia del jefe realista mereció que Simón Bolívar dijera a Bartolomé Salom después del triunfo, cuando éste último pedía castigo para el jefe realista: “El heroísmo no es digno de castigo”.



En marzo de 1827 Salom es encargado de organizar la Hacienda Pública, en la provincia de Carabobo. Asimismo, entre mayo de 1828 y abril de 1829, se desempeña como comandante e intendente del departamento de Maturín. Finalizada la Guerra de Independencia, Salom se retiró a su estancia de San Esteban, donde permaneció la mayor parte del final de su vida. En el marco de las elecciones de enero de 1833, fue nominado como candidato para la vicepresidencia de la República. El 16 de noviembre de 1843 contrajo nupcias con Carmen Josefa Sereno, viuda de Ignacio Guásquez. En 1846, fue postulado como candidato a la presidencia de la República, durante las elecciones que terminó ganando el general José Tadeo Monagas. Hasta el final de sus días, actuó como un militar, con vocación democrática y civilista. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 5 de julio de 1909.


Este insigne hijo de Puerto Cabello fue uno de los personajes más relevantes del acontecer histórico nacional, y ello se basa en su conducción brillante en los intrincados vericuetos de la vida militar, la cual le demandó decisiones acertadas, audacia y profundo sentido de la responsabilidad. Estas cualidades presentes en Salom le adjudicaron abierto respeto y los mejores elogios, no sólo del pueblo sino del Libertador Simón Bolívar, quien le consideró importante baluarte de la independencia.


A Bartolomé Salom se le recuerda como uno de los votantes a favor de la jefatura de Bolívar sobre todo el territorio nacional, cuando muchos le daban la espalda al Libertador. Se separa de Bolívar para acompañar a Mac Gregor, en arriesgadas travesías por los valles centrales y los llanos de Guárico. Combate en Chaguaramas y en esa oportunidad su regimiento ataca al realista Tomás García, sin obtener su derrota. Va rumbo a Oriente, siempre junto a Mac Gregor, destacando en las faenas militares. Luego de triunfar en San Félix, Piar le nombra jefe de su Guardia de Honor y Bolivar lo asciende a Coronel de Artillería por los cuatro combates y las tres batallas en las que participó hasta ese momento de modo sobresaliente



José Rafael Otazo M.
---------------------
Profesor Universitario. 
Miembro Correspondiente de la Academia de la Lengua, capitulo Carabobo.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de La Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada