jueves, 14 de agosto de 2014

Historia y Tradición... León Jurado, un señor general



El General León Jurado Rovero, nació el 17 de abril de 1874, en El hato El Manglar, cercano a Puerto Cumarebo, municipio Zamora del estado Falcón; hijo de Pedro Jurado y Doña Ramona Rovero. 

Tuvo una educación elemental  casera, basada en la lectura y escritura y de la vivencia marina. A los dieciséis años, se desempeñaba como caletero en La Guaira y a los dieciocho trabajó en el Resguardo marítimo de Maracaibo; su carrera militar la inicia  como soldado en los andes, cuando conoce a Juan Vicente Gómez en 1897, que junto a Cipriano Castro inician la Revolución Restauradora en 1899.

 Jurado triunfa cerca de Pecaya, en la sierra, es ascendido  a capitán en 1902. Designado comandante de Armas de Coro en 1903; ascendido a  coronel en 1904 y a general de brigada en 1906; ese año, el general Gómez lo nombra Jefe Civil y Militar de Coro. Sus méritos ciudadanos, lealtad y rectitud administrativa  le facilitan el nombramiento de Jefe de Movilización de Maracaibo. Vuelve a tierras caquetías como Presidente (gobernador) del estado Falcón, desde 1910 hasta 1914.

 Es transferido a Guárico en calidad de Presidente en Campaña; combate en el sitio de Yopito cerca del Arauca, donde derrota al general Alfredo Franco el 13 de noviembre de 1914, ambos jefes resultaron gravemente heridos, Jurado con perforación de un pulmón y herida en el muslo derecho; una vez atendido, Jurado, le ordena al médico trasladarse al lado colombiano, para atender al general Franco; algo inédito o poco común en las  acciones bélicas. Recibe la presidencia del estado Falcón de 1916 a 1921; de 1928 a 1930 y de 1930 a 1935,  en sus gestiones visitaba los caseríos, resolvía problemas de comunicación terrestre, pudiendo mencionar la Coro-Morón;  a pesar del exiguo presupuesto con que se disponía, construyó escuelas y dispensarios de salud. En su vida militar mencionamos la derrota que le propinó al famoso guerrillero y político, el falconiano Rafael Simón Urbina, que había desembarcado en Puerto Gutiérrez, cerca de Capatárida, al frente de ciento treinta y siete mexicanos.

 Jurado es designado para ocupar la Presidencia (gobernación) del estado Zulia. Fallecido Gómez, Jurado, ocupó diferentes responsabilidades por parte de los gobiernos posteriores, lo avalaba su temple, su calidad humana y de reconciliador, el vocablo odio o venganza no estaba en su léxico. En 1941 es nombrado Presidente del estado Miranda; pasa al estado Lara con igual nombramiento en 1942, mas tarde en su estado natal en 1943. Una característica muy importante de Jurado, era que, cuando se presentaban situaciones de peligro o amenaza, se movilizaba  solo, sin escoltas, su sola presencia infundía   por parte de sus adversarios,  respeto y admiración.   Cuando es derrocado el Presidente Isaías Medina Angarita, el 18 de octubre de 1945, Jurado sale desterrado hacia Curazao, sus bienes fueron expropiados y dañados; regresa a Venezuela con la caída del gobierno de Rómulo Gallegos  en 1948, recobra sus propiedades que tiene que mejorar por el vandalismo sufrido. Nuestro biografiado se dedica, ya anciano,  con más empeño en continuar desarrollando la agricultura, ganadería y la utilización de pequeñas embarcaciones para el comercio con Curazao y Puerto Cabello; poseía propiedades en San Juan de los Cayos y Cumarebo.

Era muy apreciado por propios y extraños, ayudaba a quien podía, Había casado con Doña María Dolores Flores Díaz (Lolita) con digna descendencia. La diabetes le minaba su salud, al ser operado, exigió observar el procedimiento quirúrgico. Fallece este distinguido falconiano  el 14 de mayo de 1958 en Caracas, contaba ochenta y cuatro años; sus restos fueron  sepultados en el Cementerio General del Sur. La familia donó en 1978, a la municipalidad de Cumarebo, un edificio inconcluso conocido como “El Balcón de león Jurado”, con la finalidad de  establecer allí, la Casa de la Cultura,  construido en 1918. León Jurado hizo de la amistad, la lealtad y valor un templo, vencía mas no humillaba, en ocasiones realizaba las diligencias pertinentes para sacar de la cárcel a algunos opositores a cambio de un abrazo de agradecimiento, y la satisfacción personal, verbigracia a Rafael Simón Urbina. Durante la campaña presidencial de 1959, el candidato Jovito Villalba al conocer la infausta noticia de la muerte de Jurado, pidió a la multitud, un Minuto de Silencio en su memoria.


Por;
Eumenes Fuguet Borregales E.·. V.·. M.·. 2002
de la R.·. L.·. Sol de América Nº 37
-----------------------
General de Brigada.
Miembro de Número de la Academia de la Historia del Edo. Carabobo.
Miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo
Director de la Revista Internacional "Historia y Tradición".

2 comentarios: