viernes, 18 de octubre de 2013

Talento Masónico...En la transición de la Diplomacia 1.0 a la 2.0



"We have not heard from our Ambassador in Spain for two years. 
If we do not hear from him this year, let us write him a letter" 
(Thomas Jefferson a su Secretario de Estado)

En diplomacia, los medios de comunicación han ido evolucionando desde las cartas y valija diplomática, al telegrama y cable diplomáticos, luego al teléfono y los medios de comunicación de masas clásicos – televisión, radio y prensa – y finalmente a los medios digitales.

Hemos pasado de una comunicación “de uno a muchos” – palabra  impresa – y  “de uno a uno” – teléfono  y telégrafo –, a una comunicación “de muchos a muchos” – medios digitales –.

En la historia de la diplomacia no es nuevo que los cambios tecnológicos susciten, en un primer contacto, pavor y desconfianza. El telegrama en su día causó un gran revuelo, que luego se transformó, y sigue siéndolo, en un medio de comunicación fundamental para los ministerios de exteriores. Se cuenta la anécdota de que en la década de los cuarenta del siglo XIX, el entonces Ministro de Exteriores británico, Lord Palmerston, cuando recibió en su despacho su primer telegrama, exclamó “Dios mío, esto es el fin de la diplomacia”.

En el siglo XX, un diplomático competente podía llegar a alcanzar a cientos o posiblemente a miles de individuos a través de técnicas de contacto externas. Sólo unos pocos, lograban ocasionalmente llegar a cientos de miles o millones de personas mediante periódicos, radio y televisión, pero eso requería pasar a través de los “gatekeepers” o controladores del flujo de la información.

Las redes sociales han cambiado este viejo esquema. Los Estados, que se han adentrado en la diplomacia digital, han creado sus propios medios de comunicación y de información a través de canales como Youtube, Facebook, Twitter, blogs, webs, etc. Según Victoria Esser, la Subsecretaria de Asuntos Públicos para la Estrategia Digital del Departamento de Estado, las redes sociales permiten informar y crear contactos en tiempo real con un alcance mucho mayor del que jamás se hubiera imaginado para la diplomacia tradicional. La valija diplomática se ha visto sobrepasada por la era digital, que se caracteriza por la inmediatez, transparencia, profusión y universalidad de sus comunicaciones.

El diplomático actual tiene que lidiar con la comunicación digital y para ello, nada mejor que escuchar a uno de los diplomáticos 2.0 del momento, por lo que les recomendamos seguir esta maxima: “The digital content you leave behind you, say about you as a diplomat” (“el contenido digital que vas dejando, habla de ti como diplomático”
 Pierre Cubique.·.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada