lunes, 29 de julio de 2013

Talento Masónico...Diplomacia y Redes Sociales: El rol de la innovación.

  

La masonería históricamente ha estado de la mano de la relaciones diplomáticas e internacionales, donde los preceptos de Libertad , Igualdad y Fraternidad; desembocan en la necesidad de fomentar un mundo mejor, de allí la importancia de las relaciones internacionales.

El rol de intermediación de la diplomacia está siendo desafiado en forma dramática; también sucede en la política, la familia, la Iglesia y la academia. Múltiples son las razones para que ello ocurra, si bien la principal cabe encontrarla en la irrupción de las nuevas tecnologías de la información que, entre otras cosas, le otorga un nuevo rol al ciudadano común en lo que al valor y  acceso a la información se refiere y su influencia en el contexto de toma de decisiones a nivel nacional y global. Para la Academia Diplomática “Andrés Bello”, se transforma también en un reto la formación de los nuevos profesionales que tendrán la noble tarea de representar a Chile en el exterior, quienes deben moldear un perfil capaz de interpretar los desafíos que trae la globalización e incorporarlos a una actividad tan compleja y abarcadora como la diplomacia, que ya esboza nuevos paradigmas de comportamiento e interrelación.

Por lo mismo, quienes ingresan al servicio diplomático, además de aspectos cognitivos, deben estar preparados para entender los avatares de la tecnología y lo que significa la conexión cotidiana directa e inmediata con la sociedad civil. En otras palabras, necesitan desarrollar una identidad pública, que aparece como la característica esencial del diplomático moderno. Asumir entonces, la innovación como un imperativo cobra relevancia en el proceso de formación y perfeccionamiento de los futuros diplomáticos chilenos, particularmente si los nuevos emprendimientos requieren de destrezas y conocimientos acordes a las demandas sociales actuales. 

Para sintonizarse con lo anterior, se cuenta con un buen producto: Chile. Un país que ha sido reconocido por hacer bien las cosas y que se inserta, adecuadamente, en el concierto internacional, enfatizando fortalezas  y neutralizando debilidades que lo posicionan como un actor  que puede aumentar su grado de influencia en la gobernanza global. En este escenario, la Academia Diplomática “Andrés Bello” ha implementado una propuesta de modernización donde la virtualidad y el manejo de las redes sociales ocupan un espacio importante, toda vez que se constituyen en herramientas válidas y coadyuvantes para conectarse con las distintas audiencias  para defender y promover el interés nacional en todas sus vertientes.

Una reflexión sobre la naturaleza del servicio diplomático chileno para el siglo que vivimos y los desafíos que conlleva su acción a nivel global, implica demandar de la ciudadanía un mayor conocimiento, participación y compromiso con los principios que inspiran la política exterior nacional.

Pierre Cubique.·.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada