sábado, 18 de mayo de 2013

Talento Masoníco...Dieciséis elementos de la capacidad de una organización.






Los componentes que cambian según se fortalece



El desarrollo de la capacidad incluye la potenciación y el fortalecimiento en varias dimensiones. A continuación listamos dieciséis elementos de una organización que cambian según se fortalece.


Altruismo:

La proporción o grado en que los particulares están dispuestos a sacrificar los beneficios propios en favor del beneficio del conjunto de la organización (reflejado en los grados de generosidad, humildad individual, orgullo comunal, apoyo mutuo, lealtad, preocupación, camaradería, hermandad).

Cuando una organización desarrolla más altruismo, desarrolla más capacidad (cuando se tolera que individuos, familias o facciones sean mezquinos y egoístas a costa de la organización, se debilita dicha organización).


Valores comunes:

El grado en el que los miembros de la organización comparten valores, en especial la idea de que pertenecen a una entidad común que transciende los intereses de los miembros que la componen.

Cuanto más compartan los miembros de una organización, o al menos comprendan y toleren los valores y actitudes de los demás, más fuerte será la organización (racismo, prejuicio e intolerancia debilitan una comunidad u organización).


Servicios comunales:

Las prestaciones y servicios ─como espacio de oficinas, equipamiento, retretes, herramientas, suministros, accesos a aseos y otras prestaciones para el personal, facilidades para el trabajo, implantación física, agua potable─, su conservación ─mantenimiento contínuo y reparaciones─, sostenibilidad, y el grado en el que los miembros de la organización tienen acceso a ellos.


Cuanto más acceso tengan los miembros a las prestaciones comunales (de grupo) necesarias, cuanto mayor sea su capacidad, mayor será la capacidad de la organización.


Comunicaciones:

Las comunicaciones dentro de una organización, y entre ésta y el exterior, incluyen hablar, métodos electrónicos ─teléfono, radio, tv, internet...─, medios impresos ─periódicos, revistas, libros─, redes, lenguajes comunes, conocimientos básicos y el deseo y la habilidad de comunicarse en general (que implica tacto, diplomacia, deseo tanto de hablar como de escuchar).


Cuando una organización consigue mejores comunicaciones (equipos de comunicación, métodos y prácticas a disposición del personal), se hace más fuerte. Una comunicación pobre debilita una organización.


Confianza:

Aunque se exprese de forma individual, ¿cuánta confianza comparte el conjunto de la organización? nos referimos a la seguridad de que la organización es capaz de conseguir lo que quiera hacer.

Las actitudes optimistas, deseos, automotivación, entusiasmo, ánimo, actitudes autosuficientes en lugar de dependientes, deseo de luchar por sus derechos, ausencia de apatía y fatalismo, visión de lo que es posible. El incremento de la fuerza incluye el incremento de la confianza.


Contexto (político y administrativo):

Una organización será más fuerte, más capaz de fortalecerse y de mantenerse fuerte cuanto más apoye a este fortalecimiento el entorno en el que se encuentra. Este entorno incluye elementos (1) políticos ─valores y actitudes de los líderes, leyes y legislación─ y (2) administrativos ─actitudes de los funcionarios y técnicos, así como las regulaciones y procedimientos gubernamentales─. El entorno legal


Cuando los políticos, líderes, tecnócratas y funcionarios, así como sus leyes y regulaciones optan por un planteamiento proteccionista, la organización es débil, mientras que si su método es el de capacitar sobre la base de la autogestión, la organización será más fuerte.


Información:

Más que en el hecho de recibir información sin procesar, la fuerza de la organización depende de la habilidad que ésta tenga para procesar y analizar esta información, el nivel de concienciación, conocimientos e instrucción que se da entre las personas clave y en el conjunto del grupo.


Cuando la información es efectiva y útil, no sólo abundante, la organización tendrá más fuerza (note que esto se relaciona, con ciertas diferencias, del elemento de comunicación mencionado arriba).


Intervención:

¿Cuál es el nivel y la efectividad de la animación (adiestramiento en gestión, concienciación, estímulo) dirigida a fortalecer la organización? Los poderes internos y externos, ¿incrementan el nivel de dependencia y debilitan la organización, o incitan a sus miembros a actuar y en consecuencia a hacerse más fuertes?

¿Es la intervención sostenible o depende de decisiones de donantes externos que tienen objetivos y agendas diferentes a los de la organización? Cuando una organización tiene más fuentes de estímulo para desarrollarse, tiene más fuerza.


Liderazgo:

Los líderes tienen poder, influencia y la capacidad de mover una organización. Cuanto más efectivo sea su liderazgo, más fuerte es una organización. El liderazgo más efectivo y sostenible (para fortalecer la organización y no sólo a sus líderes) es el que opera para seguir las decisiones y deseos del conjunto de la organización, cuando su papel consiste en posibilitar y facilitar.

Los líderes deben poseer aptitudes, buena disposición y carisma. Cuanto más efectivo sea el liderazgo, más capacidad tendrá la organización (la falta de liderazgo la debilita).


Contactos:

No sólo «lo que sabes» sino también «a quién conoces» puede ser una fuente de fuerza. (Como se bromea con frecuencia, no sólo «saber cómo» sino también «saber quién» consigue trabajos). ¿Qué personas (y sus agencias u organizaciones) conocen los miembros de la organización, en especial los líderes, que puedan suministrar recursos útiles para fortalecer al conjunto de la organización?

Los contactos útiles, potenciales y reales, que existen entre la organización y otros fuera de ella. Cuanto más efectiva sea su red de contactos, más fuerte será la organización (el aislamiento debilita).


Organización:

El grado en el que los diferentes miembros de la organización se ven a sí mismos como apoyos reales del conjunto, a diferencia de ser una mera colección de individuos por separado, incluyendo (en sentido sociológico) integridad organizativa, estructura, procedimientos, procesos de toma de decisiones, efectividad, división de labores y complementariedad de papeles y funciones.


Cuanto más o mejor organizada, más capacidad o fuerza tiene una organización.


Poder político:

El grado en el que la organización puede participar en la toma de decisiones nacionales y de distrito. Así como el poder de las personas varía dentro de la organización, el poder y la influencia de las organizaciones varía dentro de su entorno político.

Cuanta más influencia y poder político pueda ejercer una organización, mayor nivel de capacidad tiene.

Aptitudes:

La habilidad, manifestada en las personas, que contribuirá a la organización y a su habilidad de hacer las cosas que quiera. Conocimientos técnicos, de gestión, organizativos, movilizadores.


Cuantas más aptitudes (de grupo o individuales) pueda obtener y utilizar una organización, más poder y fuerza tiene.


Credibilidad:

El grado en el que los miembros de la organización creen en los demás, especialmente sus líderes, que a su vez es el reflejo del grado de integridad (honestidad, fiabilidad, franqueza, transparencia, confianza) de la organización.


Una mayor seriedad y credibilidad en una organización refleja una mayor capacidad (la deshonestidad, corrupción, malversación y desvío de recursos de la organización contribuyen a debilitarla).


Unidad:

Unidad significa un sentimiento compartido de pertenencia a una entidad conocida (el grupo que compone la organización). Aunque todas las organizaciones tienen divisiones o cismas ─de religión, clase, estátus, ingresos, edad, sexo, etnia, clan─, el grado en el que sus miembros están dispuestos a tolerar las diferencias y variaciones entre ellos y a cooperar y trabajar juntos, un sentido de propósito o visión común, valores compartidos.


Cuanto más unida está una organización, más fuerte es (unidad no significa que todo el mundo sea igual, sino que todos toleran las diferencias de los demás y trabajan juntos para el bien común).


Riqueza:

El grado en el que el conjunto de la organización ─a diferencia de las personas que la componen─ tiene control sobre recursos reales y potenciales, y la producción y distribución de bienes y servicios, monetarios y no monetarios, que incluyen trabajo, tierra, equipamientos, suministros, conocimientos, aptitudes.


Cuanto más riqueza posea una organización, más fuerte es (cuando personas, familias o facciones mezquinas acumulan riquezas a expensas del conjunto de la organización, ésta se debilita).


Conclusión:

Cuanto más cantidad tenga una organización de cada uno de los elementos anteriores, más fuerte es y más capacidad y poder tiene.


Una organización no se fortalece solamente por añadir unas cuantas prestaciones nuevas. El fortalecimiento o el desarrollo de la capacidad implica el cambio social –desarrollo– que a su vez involucra los dieciséis elementos de fuerza arriba mencionados.


Por: Phil Bartle, PhD 
Pierre Cubique.·.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada