jueves, 5 de julio de 2012

La Masonería y la Independencia de Venezuela cristalizada el 5 de Julio de 1.811.


Los ideales reformistas concentrados en los postulados de la Ilustración y el Enciclopedismo y encabezados por los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad se propagaron de Europa a América, y Venezuela no fue la excepción. Fue así como las ideas masónicas comenzaron a ser introducidas en la entonces Capitanía General de Venezuela a partir de 1797, de la mano de los líderes de la Conspiración de San Blas (movimiento que fraguó la instauración de la república en España), quienes al ser descubiertos fueron encarcelados y remitidos a La Guaira.
Entre los conspiradores se hallaban cuatro masones: Juan Bautista Picornell, José Laz, y Sebastián Andrés, pertenecientes a la Logia “España” de Madrid. Éstos entraron en contacto con José María España y Manuel Gual, quienes los ayudan a escapar, huyendo juntos a Curazao. Allí, Gual y España son iniciados en la masonería por Picornell, Laz y Andrés y preparan con ellos la Conspiración de 1797 para independizar a Venezuela, pero el movimiento fracasa por delación.
Mientras tanto, en 1798 Francisco de Miranda funda en Londres la “Gran Reunión Americana”, logia que constituyó el génesis de la llamada Masonería Mirandina, donde se iniciaron varios revolucionarios de Hispanoamérica, entre ellos el clérigo José Cortés de Madariaga, quien dirigiéndose a su natal Chile optó por quedarse en Caracas.
Igualmente, el resto de los iniciados volvió a América propagando exitosamente los ideales de libertad, por lo cual enviaron a comisionados para reunirse con Miranda, resolviendo colocar bajo sus órdenes a todos los jóvenes entusiastas por la independencia y crear logias en el continente para favorecer la transmisión de esas ideas. Es así como en 1800 son fundadas en Cádiz, Madrid, París, Caracas, Buenos Aires, Mendoza y Santiago de Chile logias filiales de la Gran Reunión Americana, las cuales recibieron el nombre de Logias “Lautaro” o “Logias de Caballeros Racionales”, conocidas también como las logias lautarinas. En dichas logias, cuyo propósito era la emancipación de las colonias hispanoamericanas y la instauración de gobiernos republicanos se iniciaron la mayor parte de los próceres de la independencia (entre ellos, los venezolanos Simón Bolívar, Andrés Bello y Luis López Méndez).
En Caracas, tras el movimiento revolucionario del 19 de abril de 1810, la Junta Suprema decretó la creación de la “Sociedad Patriótica” el 14 de agosto de aquel año. Este grupo, creado para “…favorecer el progreso de la agricultura y la literatura” , constituyó realmente una logia lautarina fundada por José Cortés de Madariaga (su líder), Juan Germán Roscio y Francisco Javier Ustáriz, y en la cual se integraron luego Carlos Soublette, Simón Bolívar y Francisco de Miranda, siendo estos dos últimos sus máximos impulsores. Esta sociedad promovió intensamente la declaración de independencia de Venezuela, la cual se cristalizó el 5 de julio de 1811.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Por toda la consideración y el respeto que me inspira esta publicación, debo hacer la siguiente observación. La verdad es que esa leyenda de que las ideas de la masonería que penetran en Venezuela a través de los conspiradores de La Guaira, fue desmontada historiográficamente por quien suscribe en La Masonería en Venezuela (1992), Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Historia realizado bajo la tutoría del profesor Henry Georget, en la Escuela de Historia de la U.C.V. Afirmar a estas alturas de la Historia que las ideas de Libertad, Igualdad y Fraternidad, de la Revolución Francesa, fueron novedosas en Venezuela antes de la llegada de estos señores considerados masones sin fundamento serio que lo sustente, es subestimar el pensamiento de la Ilustración Venezolana, y de la Universidad de Santa Rosa de Lima en la Caracas del siglo XVIII, donde se formaron enciclopedistas como Baltazar de los Reyes Marrero (1752-1809), primer filósofo venezolano que llegó de la filosofía a la Física, de la cual se constituyó en el primer profesor de esa disciplina científica en Venezuela, compañero de pupitre de Francisco de Miranda por cierto, otro enciclopedista que a pesar de su archivo, patrimonio cultural de la Humanidad, no es reconocido como Enciclopedia de la política y de la cultura de su tiempo. O de otro reconocido intelectual, como Fray Cristóbal de Quesada y Arias (1750-1796), célebre Lingüista y Latinista, quien fuera secretario del Virrey de Bogotá, nacido en Cumaná y organizador de la primera Biblioteca de Venezuela en el convento de la Merced, quien además de haber sido maestro de Andrés Bello, le preparó en Latín para su ingreso en la Universidad. Está establecido por la historiografía especializada en la historiografía de la Masonería, que lo que llamamos Independencia, propició la organización de la Masonería, no su consecuencia. Eloy Reverón. Un TAF.

    ResponderEliminar