sábado, 21 de febrero de 2015

Hablando de...La Academia Pontificia Eclesiástica, quien es quien en diplomacia.



Piazza della Minerva, 74 - 00186 Roma, Italia

La Academia Pontificia Eclesiástica, es la institución de la Santa Sede encargada de formar a los diplomáticos que trabajarán en las Nunciaturas y en la Secretaría de Estado El plan de estudios incluye Diplomacia, Economía Política, Derecho Internacional, Historia e idiomas. Entre 1701 y 2002, la Academia ha contado con 1752 alumnos.

Fue fundada como Accademia dei Nobili Ecclesiastici en 1701 en tiempos del Papa Clemente XI. Fue reformada por Pío VI en 1775, León XII en 1829 y León XIII en 1879. 

Desde 1937 está bajo la protección del Cardenal Secretario de Estado y está dirigida por un Presidente, habitualmente con rango de Arzobispo, nombrado directamente por el Papa. El Patrono de la Academia es San Antonio Abad. Está situada en el Palazzo Severoli, en la romana Piazza della Minerva.

Desprendido de lo anterior, el máximo rango diplomático de la Santa sede es un nuncio apostólico o nuncio papal y es representante diplomático de la Santa Sede, no del Estado de la Ciudad del Vaticano, con rango de embajador. Representa a la Santa Sede ante los Estados y ante algunas organizaciones internacionales y ante la Iglesia local. 

Suele tener el rango eclesiástico de arzobispo. Normalmente reside en la nunciatura apostólica, que goza de los mismos privilegios e inmunidades que una embajada.

Su rango diplomático de embajador quedó fijado en el Congreso de Viena (1815). Al igual que los demás diplomáticos, el nuncio tiene que ser acreditado por el Estado de acogida.

En cuanto al hecho de que el nuncio sea decano del cuerpo diplomático, se resolvió de esta forma una larga disputa entre los Estados sobre la precedencia diplomática. La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961 mantuvo la práctica de este privilegio del representante papal. Al nuncio apostólico, en calidad de decano, le corresponde tomar la palabra en nombre del cuerpo diplomático en ocasiones solemnes y también resuelve conflictos que puedan surgir entre alguna representación diplomática y el Estado de acogida.

La nunciatura tiene una estructura similar a la de una embajada, con consejero de nunciatura, secretario de nunciatura, etc. Estos cargos suelen ser ocupados por diplomáticos de carrera de la Santa Sede, todos ellos clérigos, formados en la Pontificia Academia Eclesiástica, establecida en 1701. La mayoría de los nuncios proceden del servicio diplomático; algunos de ellos pasan a ser luego obispos de alguna diócesis o retornan a la Ciudad del Vaticano para trabajar en algunos dicasterios; algunos llegan a ser cardenales. Algún Papa, como Juan XXIII, fue anteriormente nuncio, concretamente en Bulgaria y Turquía, donde se le recuerda entrañablemente, y en Francia.

En ocasiones la Santa Sede, igual que otros sujetos del derecho internacional, designa como nuncio a un eclesiástico que no procede de la carrera diplomática.

 

José Rafael Otazo M.
---------------------
Profesor Universitario.   
Miembro Correspondiente de la Academia de la Lengua, capitulo Carabobo.
Miembro de la Ilustre Sociedad Bolivariana de Venezuela.
Miembro de la Digna Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela.
Miembro de La Asociación de Escritores del Estado Carabobo.
Investigador en la Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica



Fuente:http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_academies/acdeccles/documents/storia_it.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada